Fase de ascenso a la Liga Adelante

En su mano tuvo la hazaña

  • El Sevilla Atlético, con 0-2 y más de media hora por delante, no pudo voltear la eliminatoria ante un Guadalajara que sólo apareció tras la expulsión de Bernardo.

Comentarios 9

Tan cerca estuvo el Sevilla Atlético de conseguir la proeza de voltear el 4-1 que trajo en contra de Guadalajara que más amarga hizo aún la merecida victoria que cosechó ante un rival que sólo dio señales de vida tras la expulsión de Bernardo. La ovación con la que la fiel afición del Sevilla despidió a los suyos, a la conclusión del choque, fue el mejor reconocimiento al esfuerzo que realizaron sus futbolistas en el encuentro y a lo largo de la temporada, pero la eliminación de los de Nervión se produjo por esos pequeños detalles que bien saben los entrenadores que decantan la balanza hacia un lado u otro en las eliminatorias a doble partido. Y es que, ayer, el segundo equipo sevillista pagó muy caro su flojísimo partido en el Pedro Escartín.

Si en la ida el aficionado sevillista se preguntaba por qué no jugó Salva, ayer una de las claves del choque estuvo en los cambios, por la sencilla razón de que en la actual plantilla del filial hay un escalón entre titulares y suplentes. Esto, unido a la expulsión de Bernardo, y la falta de oxígeno por el gran derroche físico que los anfitriones tuvieron que hacer para llegar al 2-0 provocaron que el partido tomara un rumbo distinto al guión preestablecido.

Fue el Guadalajara el que llevó la manija en los primeros compases con el fin de frenar el ímpetu del Sevilla Atlético, pero con el paso de los minutos y guiado por Campaña y Luis Alberto el filial tomó el mando. Así, al filo del primer cuarto de hora, el de San José del Valle, después de realizar una preciosa ruleta, no pudo culminar su magnífica jugada personal al arrebatarle Saizar el balón. El dominio del segundo equipo del Sevilla dio su fruto pasada la media hora, cuando Javi Martínez batió al meta visitante tras un doble remate. Con 1-0 se llegó al descanso, y el Sevilla Atlético vio más cerca la luz de túnel cuando Campaña, esa perla que brilla cada vez con más fuerza, enganchó un zapatazo que se coló como un obús en la portería de Saizar. Cuando todo pintaba mejor para el filial y se rozaba la heroica, el encuentro tomó un rumbo inesperado. El Guadalajara avisó en una internada de Iván Moreno que fue derribado por Alberto en un dudoso penalti que el colegiado no señaló, como hizo en la primera mitad en otro penalti sobre Luis Alberto que tampoco decretó, y mejor se le pusieron las cosas con la justa expulsión del central colombiano.

Con 10 en el campo, físicamente mal y con la escasa aportación de los cambios, el cuadro de Tejada estuvo a merced de un Guadalajara que, en el 82, marcó el gol que le dio la tranquilidad al transformar Ernesto el penalti que entre Deivid y Salva cometieron sobre Nico, que antes avisó con un disparo al travesaño. Pese al mazazo, el Sevilla Atlético tiró de casta y en la prolongación, incluso, hizo el 3-1 en un fallo de Saizar, cuyo despeje se estrelló en la espalda de Antonio Moreno y el balón acabó en gol. Fue el último lance de un capítulo que cerró la magnífica campaña realizada por un técnico y un grupo de futbolistas que defendieron el escudo del Sevilla con mucho orgullo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios