El mejor fichaje posible, Kanoute

  • Marcelino acoge su continuidad como "una gran noticia" · Inyección de ilusión para un sevillismo que respira de alivio

Comentarios 29

El fútbol tiene un componente romántico que aún no ha perdido. Por ello, la continuidad de Kanoute en el Sevilla fue acogida por el sevillismo con mucha ilusión. Más allá de lo que pueda ofrecer futbolísticamente un jugador que cumplirá 34 años el próximo 2 de septiembre, el franco-malí es el mejor banderín de enganche posible para que no sólo se mantenga en el club de Nervión la fe en el nuevo proyecto, sino que la multiplique, con una inyección de ilusión enorme por mucho que haya quien pueda pensar que quizá había llegado la hora de decirle adiós al legendario futbolista. Su continuidad, y lo que significa, es un valor añadido para este nuevo Sevilla que están fabricando José María del Nido, Monchi y Marcelino. Los tres acogieron la buena nueva con alegría, por todo lo que supone. "Es una gran noticia", aseguró a este periódico el técnico asturiano, cuya sensación es la misma que la de un sevillismo que respira de alivio. 

La página web del Sevilla lo anunció poco antes de las doce del mediodía, con un escueto comunicado. "El delantero, en una reunión con el subdirector general deportivo, Monchi, le ha transmitido su deseo de continuar en el Sevilla, de formar parte del proyecto y de luchar por los objetivos tan ilusionantes de la próxima temporada". Cumplirá su año de contrato y queda en el aire una posible renovación. 

Afortunadamente, en este superprofesionalizado deporte que es el fútbol aún existen ejemplos como el de Kanoute, que ha valorado más su vínculo con el Sevilla y el acomodo en la ciudad de su familia que los petrodólares de Qatar o Emiratos Árabes o los francos suizos. Su leyenda tendrá un nuevo capítulo, aunque desde los técnicos hasta los aficionados son conscientes de que, a sus 34 años, habrá que dosificar sus comparecencias como capitán y líder del equipo. Es la idea que tiene Marcelino, que sabe que no puede explotarlo como hizo Mazano por necesidades del equipo, que en la mediapunta tendrá más competencia con Trochowski y Del Moral. Y él mismo es consciente de ello, aunque esa realidad fue la que abrió el culebrón de su posible marcha allá por marzo, cuando en una entrevista a SFC Periódico dejó caer que no tenía clara su continuidad en el Sevilla: "Aún queda Kanouté para rato, pero algún día llegará la hora", dijo el pasado 21 de marzo. "Ya veremos a finales de temporada la intención de ambas partes", añadió. 

Y lo que ha pasado es lo que deseaban los sevillistas y el propio Marcelino. "Teníamos que respetar su decisión, pero es evidente que esperábamos que se quedara. Es un jugador muy importante y nos ayudará mucho. Tiene aún muchas cosas que decir en el Sevilla", opina el asturiano, que sabía que encontrar a un futbolista como él es como dar con un mirlo blanco. "Es un futbolista muy difícil de sustituir en el mercado, salvo con bastantes millones de euros". 

El portentoso atacante lyonés le dio más cuerda a las especulaciones en una comparecencia pública el pasado 4 de mayo: "Yo entiendo que voy a jugar un poquito menos y eso es normal, y yo quiero terminar con la historia en el Sevilla a tope, no quiero empezar a jugar de cinco a diez partidos al año y el resto siendo entre comillas un líder del vestuario, eso no me vale. Lo vamos a hablar y a ver lo que pasa". 

Del Nido y Monchi no sabían bien cuál sería su decisión. El presidente dijo públicamente que escucharían al jugador y que si decidía decantarse por alguna de las ofertas millonarias que tenía no le iban a poner ninguna pega a su salida. "Hablaremos con él como un libro abierto, como se merece el mejor jugador de la historia del Sevilla", dijo el presidente en la presentación de Coke. Ayer todo quedó aclarado. Kanoute habló con Monchi antes de marcharse a Malí para un partido benéfico y volverá en julio para liderar el nuevo proyecto, otro año más, quizá el último.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios