No hay prisas por reforzar

  • Marcelino quiere empezar a trabajar antes de pedir nombres · Kanoute crea incertidumbre en el capítulo de salidas.

Comentarios 6

En su primera toma de contacto, en el prólogo de esa obra que dispone a hacer en Nervión, Marcelino García Toral aún no ha planteado al club sus exigencias técnicas. No ha pedido todavía los fichajes que, seguro, va a pedir. Antes de tomarse unos días de vacaciones e irse a la costa onubense, el nuevo entrenador se ha quedado en Sevilla para supervisar diversos aspectos en torno al comienzo del trabajo el próximo 4 de julio, entre ellos los jugadores a los que es mejor buscar acomodo, pero no ha pedido a Monchi que el club trate de cerrar más fichajes, ni siquiera en el puesto de central que ya reconoció que debe reforzarse. Otra historia será cuando el trabajo de pretemporada arranque, afloren las carencias y haya que tomar decisiones al respecto.

"A día de hoy, no tenemos ni un sola gestión abierta para contratar a un jugador más. Y no estamos preocupados por ello, ya que el entrenador nos ha dejado claro que todo dependerá de las salidas. Quiere empezar a trabajar, ver de lo que dispone y luego pedir lo que considere oportuno". Una fuente de toda solvencia, con hilo directo con Marcelino, plasmaba así el paréntesis abierto en la política de contrataciones del club.

Abundando en esta línea, la fuente desmintió que se hayan iniciado contactos para reforzar el puesto que el propio Marcelino reconoció en su presentación como uno de los prioritarios, el de defensa central.

Al respecto, ayer saltó a diversos medios el nombre del argentino Garay, de quien Mourinho se quiere desprender. "No hay nada ni por él ni por nadie. Además, resultaría prohibitivo para nosotros ahora mismo en sus condiciones de venta, ya que se está hablando de que el Real Madrid pide por él en torno a los 10 millones de euros".

Sí encajaría más dentro de las posibilidades actuales del Sevilla uno de los centrales predilectos de Marcelino García Toral, el brasileño Henrique, que rindió a plena satisfacción bajo su dirección la pasada temporada en el Racing. El Barça, club que posee sus derechos federativos, trata de buscarle destino un año más a este zaguero de 24 años que el club azulgrana adquirió en 2008, procedente del Palmeiras, a cambio de 10 millones de euros. Pero, de momento, se prefiere aguardar a que sea el Barça quien quiera desprenderse de él.

El contacto consultado por este periódico quiso recalcar que en el club, ahora mismo, se lo toman con calma: "Todo depende de las salidas. Cuando se concreten, empezaremos a decidir. Hemos contratado ya a cuatro jugadores, somos prácticamente los únicos que hemos movido el mercado en España y por eso parece que hay que terminar de rematar la plantilla, pero hay que tener muy presente que tenemos nada menos que dos meses y medio por delante hasta que se cierre el plazo de fichas, y eso es muchísimo tiempo".

Hasta que no se concreten las salidas, no se tomarán decisiones sobre los que faltan por venir, lo que no quiere decir que en la libreta de Monchi no figuren ya subrayados los nombres de los elegidos para rematar la primera plantilla.

El otro puesto en el que, según coincidencia generalizada, el Sevilla va a centrar sus esfuerzos para rematar la plantilla es la delantera, pero aquí todo está pendiente, también, de otra salida. Y no de una salida cualquiera: la de Kanoute.

El delantero franco-malí maneja varias ofertas para cambiar de aires, y las que más le pueden interesar son una de los Emiratos Árabes, y otra de Qatar. Se ha especulado con la posibilidad de que el París Saint-Germain también puje por recuperar al gigante para el fútbol francés, pero el propio jugador afirmó a este periódico en Bamako, a finales de marzo, que si abandona el Sevilla este verano no será para jugar en otro país europeo. Las miras apuntan al ambicioso y rico Al-Saad, que, al parecer, le ha propuesto un suculento contrato de 7 millones de euros repartidos en dos temporadas.

El Sevilla, que ya repetido una y otra vez que no va a poner trabas a lo que decida Kanoute sobre su futuro, tratará de sacar tajada por el traspaso de su emblemática figura, pero la fuente consultada ayer aseguraba que a las oficinas de Nervión no ha llegado oferta formal por el punta. La semana que viene, Kanoute regresa de sus vacaciones y será entonces cuando debe producirse la esperada reunión entre las partes. Huelga decir que la marcha del delantero conllevaría un esfuerzo por contratar a un punta de un nivel parecido. En eso confía Marcelino.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios