Se queda, no se queda...

  • La reunión para aclarar el futuro de Kanoute no se producirá tampoco esta semana, aunque el malí estará ya hoy en Sevilla · El club no se desespera y sigue sin ofertas.

A la margarita que deshoja Kanoute no se le acaban las hojas, aunque en el Sevilla se lo toman con serenidad. Al menos de puertas para fuera, y eso que de esa decisión depende, y mucho, la contratación del delantero que queda por fichar. Cuando desde el club se esperaba a fijar ya esta semana una reunión con el jugador para saber si ha tomado una decisión sobre su futuro, lo único que ayer tenían claro en la planta noble del Ramón Sánchez-Pizjuán es que el encuentro con el franco-malí tampoco se va a producir esta semana, a pesar de que el delantero ya regresará hoy, finalmente, a Sevilla después de unos días de vacaciones.

¿Vendrá con una oferta irrechazable del fútbol árabe, como esperan en el club? ¿Optará por agotar el año de contrato que le queda con el Sevilla? ¿Planteará, incluso, una ampliación de su vinculación con el club de Nervión por una temporada más? Son incógnitas que flotan en el ambiente y que condicionan de forma irremisible uno de los cabos sueltos en la planificación deportiva del nuevo proyecto de Marcelino: el propio José María del Nido reconoció el lunes que, salga Kanoute o no, va a llegar un punta más a la delantera sevillista, pero que lógicamente el perfil de ese delantero variará si está o no un jugador del peso específico del lyonés. Con él, vendrá un punta más secundario, que complete la línea; sin él, la dirección técnica tendrá que hacer un esfuerzo para contratar a un punta de reconocida solvencia.

Eso sí, el presidente ya ha dejado claro que en ningún caso, incluso con el ahorro de la ficha de Kanoute (3,5 millones de euros brutos) más un posible traspaso (que no pasaría del millón o el millón y medio de euros), el Sevilla se va a lanzar a por un jugador por el que haya que pagar una cuantiosa cantidad en concepto de traspaso.

El club blanquirrojo no va a fichar a jugadores de entre 5 y 10 millones de euros. "Hay cero posibilidades de un fichaje de relumbrón, yéndose Kanoute o quedándose Kanoute. Vamos a luchar como hasta ahora, con hombres y no nombres y de costo pequeñito", ha dejado claro Del Nido.

Por ello, el interés de Marcelino por Giovani no va a ser atendido mientras el Tottenham exija en torno a siete millones de euros por su traspaso.

Y es que la eliminación de la Liga de Campeones ante el Braga, como reconoció el máximo dirigente sevillista, dejó "un agujero más cercano a los 30 millones de euros que a los 20" en las arcas del club nervionense, que luego se apresuró a desprenderse de fichas elevadas para cuadrar números: Luis Fabiano, Dragutinovic, Renato... ¿Y Kanoute?

Visto el escenario, el Sevilla aguarda acontecimientos. Espera que Kanoute mueva ficha y exponga sus pretensiones. Marcelino ha dejado claro antes de marcharse de vacaciones que es un jugador válido para su proyecto, por supuesto que sí, pero que tampoco es imprescindible. Y en el club, no van a forzar la situación. Si el que ha sido piedra angular del juego sevillista decide quedarse, se va a quedar porque el compromiso de la entidad es hacer cumplir la voluntad de quien tanto le ha dado en los últimos seis años. Si plantea su marcha para agotar su carrera futbolística en el Golfo Pérsico (el Al Sabb qatarí es el más interesado, y ha podido ofrecerle un contrato de dos años y un montante de unos 7 millones de euros), el Sevilla, que no tiene aún ninguna oferta formal por él, no le va a cerrar la puerta.

¿Y si Kanoute propone renovar un año más con el Sevilla? Según Del Nido, es una situación que no se han planteado, pero que no descartan. Todo está en el aire. Lo único seguro es que, como recuerdan en el club, "Fredy tiene su plan de trabajo y se presentará el 4 de julio para trabajar"...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios