Por tantas y tantas razones

  • Llamamiento de Del Nido y Palop para arropar a Kanoute en su gran día, tanto por lo que significó en la historia del club como por su petición de auxilio a África · "Nos toca a nosotros", dice el meta y capitán

Comentarios 2

Haber marcado en cinco de las seis finales del Sevilla de los éxitos ya sería una razón de enjundia para que nadie faltara el próximo martes a esa cita con Kanoute y su voluntad solidaria. Haberse convertido en el extranjero que más goles ha marcado en la historia del club, con 136, y el cuarto goleador tras los legendarios Campanal, Arza y Araújo, es otra nada despreciable. Ser el máximo goleador en Europa de la historia del Sevilla, con 28 tantos, añade otro argumento de peso, como haber sido santo y seña, y hasta capitán, del equipo que ganó seis títulos y estuvo ocho años paseando el escudo de San Fernando, San Leandro y San Isidoro por todo el Viejo Continente, en una etapa sin precedentes en los anales del fútbol andaluz y sólo comparable al hábito de los dos grandes españoles. "Ser uno de los mayores ídolos de todos los tiempos", como recordó José María del Nido, también sería excusa suficiente para acercarse al Ramón Sánchez-Pizjuán el próximo martes. Pero, por si a alguien le faltara alguna razón, se la dio Palop en un emotivo y sucinto discurso: "Porque se lo merece y, sobre todo, lo necesitan sus niños de África".

La cuenta atrás sigue su curso, con un aceptable ritmo de venta de entradas, pero todavía queda más de la mitad del aforo del coliseo nervionense por vender -aún no se ha llegado a las 20.000 entradas vendidas- y la ocasión es única. No podrán estar Luis Fabiano ni Renato, porque el calendario brasileño los obliga a jugar el miércoles, pero con la sola presencia de Kanoute bastaría: "Lo dio todo por el Sevilla y ahora nos toca a nosotros estar con él. Id a las taquillas, sacad vuestras entradas, porque se lo merece, y, sobre todo, porque lo necesitan sus niños de Africa", dijo Palop en su sucinta pero densa exposición. "Quedan sólo seis días para despedir a Fredy, un amigo, un compañero de excepción, un talento único tanto dentro como fuera de los terrenos de juego", añadía, antes de calificarlo como "una leyenda" y "un referente", también para los compañeros. Pero el valenciano, pese a todo ello, se queda con su faceta humana, "su solidaridad, su calidad humana, su empeño en lograr un mundo mejor, más justo, una infancia con futuro en África".

Del Nido aún debe concretar con Sandro Rosell la presencia de Daniel Alves y Adriano. "Vendrán muchas estrellas, pero quien estará seguro es Kanoute, con eso basta". "A todo el que falte el día 25 le pondremos una muesca en su historial. Todos tenemos la obligación de venir, porque además el motivo es salvar vidas en el cuerno de África y ayudar a la Fundación Kanoute a terminar la Ciudad de los Niños en Bamako", añadió. En este aspecto incidió la vicepresidente de Unicef Andalucía, Isabel López Calderón, y también Jesús Prieto, gerente de la Fundación Kanoute. Ambos hicieron extensivo el llamamiento "a los béticos y a todos los sevillanos". "Con Fredy bastaba una mirada para entender lo que significaba el respeto y el deber", glosó Palop. Ahora le toca al sevillismo cumplir con el deber de la gratitud y la solidaridad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios