sevilla f.c.

Tres retoques de alto nivel

  • Monchi y Jiménez perfilan la planificación dándole prioridad al medio campo · Un central de perfil zurdo y un delantero completarían el trío de refuerzos si no hay muchas salidas

Comentarios 6

La misma noche del lunes en la que José María del Nido, Monchi y Jiménez cerraron el acuerdo para la renovación de éste comenzó a perfilarse la planificación de la plantilla para el curso próximo. La charla sobre las necesidades de la actual plantilla se alargó un par de horas y desde ese momento Monchi y Jiménez andan consensuando cuáles serán los criterios para reforzarla con vistas a la próxima temporada, teniendo en cuenta muchos factores, desde las carencias mostradas esta temporada hasta la necesidad de subir el nivel en algunos puestos, sobre todo el medio campo, hasta el hueco que podrían dejar algunos futbolistas cuyo rendimiento no es parejo al listón de exigencia de un equipo de Champions.

En principio, la dirección deportiva tratará de realizar sólo algunos retoques con respecto al actual plantel, pero con refuerzos de alto nivel. La idea es hacer una fuerte inversión en los tres puestos buscados: medio centro, central y delantero. Los perfiles de Inler y Dzeko vienen a ser el mejor ejemplo de lo que anda buscando el Sevilla, claro que el joven medio del Udinese ha despertado el interés de muchos clubes, y el delantero bosnio ha sorprendido en el campeón alemán, el Wolfsburgo, con sus 26 goles y las prestaciones que ofrece y ha subido enormemente su caché. El de central es el otro puesto que busca el Sevilla, si puede ser de perfil zurdo, dado que Jiménez quiere encontrar un hombre que pueda darle refresco a Escudé, con muchos problemas de lesiones este curso, e incluso a Fernando Navarro, que ha terminado exhausto.

Todo va a depender de las salidas que se produzcan. A jugadores que parecen haber terminado un ciclo como Dragutinovic o Maresca hay que sumar futbolistas que no han ofrecido el nivel del tercero de la Liga, caso de Mosquera o Crespo. Monchi anda buscándole acomodo al colombiano en el mercado americano, donde mantiene un elevado cartel. Asunto más complicado será el de encontrarle una salida a Chevantón, que se ha pasado su tercera campaña casi en blanco debido otra vez a las lesiones.

Si se producen varias salidas, el número de refuerzos podría ampliarse hasta cuatro o cinco, aunque hay que tener en cuenta que Jiménez dispone de dos futbolistas cedidos que han tenido un gran rendimiento, Lolo y Alfaro, los únicos que han jugado prestados que tienen opciones reales de ingresar en la plantilla.

La idea, en cualquier caso, es reforzar sobre todo el mediocampo. Las lesiones impidieron a Fazio convertirse en el jugador que había pensado Jiménez para el puesto de pivote, en el que Duscher se ha hecho imprescindible. Y ahora el técnico de Arahal y Monchi tratan de ponerse de acuerdo sobre el perfil de jugador idóneo para reforzar la línea más problemática durante toda esta campaña. Mientras el entrenador piensa en Keita como retrato robot para el jugador que quiere, el director deportivo prefiere un perfil como el de Poulsen para sostener el equipo desde atrás. La mezcla sería lo ideal.

Ambos confían aún en un Romaric ya adaptado, pero le buscan un acompañante con más motor, ritmo y despliegue físico para darle más libertad al marfileño. No sería extraño que, si el mercado ofrece la ocasión, llegue más de un medio, siempre bajo ese perfil de jugador fuerte, con recorrido y técnico. La África francófona ofrece el mercado idóneo para estos perfiles y es el fútbol más trillado por Monchi.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios