Si no sale un equipo de Primera, al AEK

  • Cala y José Carlos se tomarán un tiempo antes de dar el sí a Jiménez, que mañana llega a Atenas para acelerar la gestión.

Comentarios 6

Todo apunta a que los jugadores Cala y José Carlos volverán a entrecruzar sus destinos con el de Manolo Jiménez. El entrenador del AEK de Atenas pretende contar con los dos jugadores para su segunda temporada al frente del actual campeón de la Copa griega, y ambos jugadores, que ya saben que el Sevilla no va a contar con ellos para el nuevo proyecto de Marcelino, están dispuestos a atender las pretensiones del arahalense.

Eso sí, los jóvenes canteranos se van a tomar unos días antes de dar el sí definitivo, ya que confían en que algún club de la Primera División española llame a la puerta. Si en unos diez días, más o menos, no hay novedades al respecto, el defensa y el mediapunta pueden ir pensando en hacer las maletas con destino a la capital helena.

Jiménez regresa mañana a Atenas y tratará de que el AEK inicie las gestiones para llevarse a Cala y José Carlos, peticiones expresas del entrenador. De momento, en el Sevilla aguardan a que los dirigentes del club aurinegro se pongan en contacto para solicitar formalmente la cesión.

Cala ya ha manifestado públicamente que le seduce la idea de jugar en el campeonato griego, ya que el AEK es un club de los grandes en aquel país, juega competición europea y además cuenta con un cuerpo técnico que él conoce perfectamente. Ahora mismo, el lebrijano tiene sobre la mesa una oferta del Cartagena para seguir una temporada más allí, aparte del interés de otros cuatro equipos de Segunda A.

Por su parte, José Carlos, después de su experiencia en el Cartagena, tampoco pondría objeciones a probar en el fútbol griego en calidad de cedido. Su agente, Emilio de la Riva, no descartaba la posibilidad de conseguir la desvinculación definitiva del jugador con el Sevilla, pero el club de Nervión no está dispuesto a ello en ningún caso.

Quien no tiene nada clara la rescisión de su vínculo con el Sevilla es Alfaro, que tampoco cuenta para el proyecto de Marcelino. El Sevilla pretende ingresar algo de dinero por el traspaso del delantero onubense, pero el jugador, si no le llega una oferta de un club de Primera que le satisfaga, está dispuesto a agotar el año de contrato que le queda para marcharse libre el próximo 30 de junio. Alfaro no ha encajado nada bien que el club no cuente con él.

En el Sevilla, mientras, aguardan a que llegue alguna oferta de traspaso por el delantero. Fuentes de toda solvencia aseguraron ayer que no hay nada del supuesto interés del Bolton Wanderers inglés, y que "suena más a bulo veraniego".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios