Deportes

Las salidas, otro dilema

  • El club ya trabaja para colocar a todos los jugadores que vuelven tras su cesión, aunque algunos como Kone y Chevantón serán más difíciles de colocar · Alfaro es el único que tendrá un sitio en la plantilla

Comentarios 14

Las previsiones del Sevilla, si no hay algún movimiento sorpresa de salida o entrada, son de fichar cuatro o cinco futbolistas. Cuatro o cinco caras nuevas que, sin embargo, no serán las únicas que lleguen a Nervión, donde deben regresar los futbolistas que el pasado curso estuvieron cedidos en otros clubes. Éstos, sin embargo, no son los únicos a los que hay que buscarle una salida, ya que a ellos se les suma, por ejemplo, José Carlos, que apenas ha tenido minutos y oportunidades este año, y otros que ya no tienen sitio en el filial por edad.

El primer objetivo de la dirección deportiva es colocar a dos jugadores con altos salarios que no cuentan para nada y que parece difícil vender: Chevantón y Kone. El uruguayo, al que le resta un año de contrato, ha jugado cedido en el Atalanta, descendido a la Serie B, y ha disputado 12 partidos marcando dos goles. El marfileño, que firmó hasta junio de 2012, se lesionó en el Hannover 96 de gravedad en el cruzado anterior. El caso del africano es el que más preocupa, ya que el delantero ni siquiera podrá hacer la pretemporada con el Sevilla y será más difícil buscar una cesión, si bien el conjunto alemán mostró interés en volverlo a tener.

Otro que tiene las puertas abiertas es el belga De Mul (hasta 2012), un jugador que no acabó de adaptarse al club y que apenas ha tenido oportunidades lastrado por las lesiones. El belga se pudo ir en el pasado mercado invernal con ofertas del Valladolid y otros conjuntos extranjeros, pero prefirió quedarse en Sevilla en busca de alguna oportunidad.

También regresan algunos canteranos que han estado fuera este curso como Armenteros, David Prieto, Crespo, Cordero y Alfaro. De todos, sólo el último tiene asegurado un sitio en el primer equipo la próxima campaña. Al delantero, de vacaciones en Punta Cana, ya le han comunicado que tendrá ficha con el plantel de Antonio Álvarez, aunque, de momento, no ha hablado directamente con el técnico para saber qué planes tiene para él. Menos problemas darán Armenteros y David Prieto, que han tenido un papel protagonista en el Xerez (25 y 21 encuentros disputados, respectivamente), y seguro que no les faltarán ofertas. Cordero, por su parte, vuelve del Castilla y ya está buscando una cesión en Segunda o Segunda B.

También tiene permiso de la entidad para buscarse otro destino José Carlos, un futbolista que despuntó el pasado verano durante la pretemporada, pero que apenas tuvo oportunidades con el conjunto nervionense (244 minutos en 10 partidos). En enero el Málaga ya trató de llevárselo para la Costa del Sol, pero declinó el ofrecimiento pensando aún que podría dar el salto definitivo. Ahora, el mediapunta no está dispuesto a perder un año más y su agente ya se está moviendo para encontrarle un destino en Primera División: Málaga suena otra vez con fuerza.

Otro que aprieta por quedarse es Cala. El central firmó un gran final de temporada y ahora espera obtener la recompensa de la renovación con el conjunto de Álvarez. Ya se han iniciado los contactos con el club, aunque las conversaciones están aparcadas hasta que el equipo arranque en julio. Luna y Rodri también harán la pretemporada con el primer equipo, aunque tienen más complicado quedarse y apuntan al filial, como Carreño o Marc Valiente, futbolistas que jugaron algún partido este curso como solución de urgencia por las lesiones que asolaron al equipo en determinados momentos de la pasada temporada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios