Otra vez cambio de plan

Comentarios 5

Si en el verano pasado el Sevilla tuvo que planificar la pretemporada prácticamente sobre la marcha con la suspensión a última hora de la concentración en Costa Rica, algo parecido sucede ahora, aunque la dirección deportiva junto con el consejo ejecutivo del club en sus órganos de gestión tienen más o menos el plan B previsto.

Y es que la planificación inicial hecha, que preveía iniciar el trabajo el día 1 de julio por la disputa de un torneo internacional en Colonia (Alemania), se ha visto modificada por la decisión final de no participar en dicho trofeo -Loyalty & Charity Cup 2012- que iba a enfrentar en el Rhein Energie Stadion, aparte de a Colonia y a Sevilla, a los equipos alemanes de Stuttgart, Mainz 05, y Nuremberg, el Copenhague danés, Boca Júniors argentino y el Dínamo de Moscú ruso. El torneo, fijado del 10 al 15 de julio, no contará con la participación del Sevilla al no haber recibido el club el pago acordado en los plazos previstos, como ya ocurriera el año pasado con la empresa que gestionó la oferta por la que el Sevilla iba a realizar la pretemporada en Costa Rica. Así, mientras el club busca rivales en las fechas en las que el cuerpo técnico le ha pedido amistosos, los planes cambian. El Sevilla tenía previsto citar a la plantilla para los reconocimientos médicos en los últimos días de junio y hacer la primera parte del trabajo en Costa Ballena del 1 al 8 de julio, pero ahora ha decidido que los futbolistas tengan unos días más de vacaciones al suspenderse el viaje a Alemania.

La empresa que gestiona el torneo está tratando de arreglar el asunto y, de hecho, en la web oficial del evento siguen anunciado el Sevilla junto al resto de equipos participantes, pero lo cierto es que, salvo sorpresa y nuevo cambio de planes que no se prevé, Míchel citará a sus futbolistas en dos grupos los días 5 y 6 de julio para viajar a Costa Ballena el día 7. Con el hotel de Rota está contratado una semana de estancia y se desconoce por el momento si se está organizando otra gira en la última semana de julio que sustituya a la alemana.

Míchel no ha puesto problemas en nada. El cuerpo técnico se ha limitado a dar las fechas de los amistosos y, eso sí, el técnico madrileño ha pedido que se eviten sobre todo en la última parte de la preparación adversarios de escasa entidad. El club trabaja a marchas forzadas para cerrar encuentros y rivales, pero hay tranquilidad porque las cosas se tienen medianamente claras. Ofrecimientos no faltan, pero hay que cuadrar fechas y coordinarlo todo con los intereses económicos, que también cuentan.

El torneo en Colonia, un evento destinado a recaudar fondos para obras benéficas, iba a reportar al Sevilla una suma interesante de dinero. Aparte de por la simple participación en el mismo (200.000 euros como mínimo), la estancia en Alemania tenía el atractivo del suculento premio previsto para el ganador, un millón de euros, aunque la organización también prometía 800.000 euros para el subcampeón; 600.000 al tercer clasificado; y 400.000 al cuarto. Ni que decir tiene que la estancia y el viaje corría a cargo de la empresa. El Sevilla estaba emparejado con el Dínamo de Moscú en su primer partido.

Todo recuerda al pasado verano, cuando el Sevilla acudió a Rota tras descartar Costa Rica. Fue curiosa la imagen de la expedición luciendo la ropa deportiva (la primera de Li-Ning) serigrafiada con la leyenda Costa Rica para los entrenamientos y los amistosos. Recientemente, el mes pasado, también suprimió un amistoso en Tetuán.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios