La victoria trae consigo la alegría

  • El vestuario destaca el valor del triunfo y la recuperación del gol en los puntas

La sonrisa que aparecía en el rostro de cada jugador del Sevilla en la zona mixta de El Madrigal reflejaba a la perfección el sentir del vestuario, que recuperó la alegría tras conseguir la victoria ante el Villarreal, un rival directo en la lucha por disputará la próxima Liga de Campeones.

"Hemos sufrido demasiado, pero sacamos tres puntos muy importantes. Hacía mucho que no jugaba junto a Kanoute y estoy contento de estar con él. Después de una mala racha se ha vuelto a ganar, que es algo importante", comentó un exultante Luis Fabiano, que resaltó la importancia de la victoria conseguida anoche: "El Sevilla es un grande, tiene que estar en la Champions y vamos a pelear hasta el final por conseguirlo. Ahora nos toca disfrutar de la victoria, que hacía mucho que no la conseguíamos".

Con el mismo sentimiento que el delantero brasileño aparecía Kanoute, que también destacó la importancia de que el equipo jugase con dos delanteros. "Luis Fabiano es un jugador que puede sacar un gol en cualquier momento y es importante para el equipo. Necesitábamos confianza en la delantera, llevábamos varios partidos sin marcar y ahora la confianza vuelve y el espíritu del equipo también".

Por último, Escudé también destacó el golpe en la mesa dado por el Sevilla: "Ha sido un partido táctico y sabíamos que el primero que marcase tenía mucho ganado. Sabíamos que había que cortar la racha negativa y más ante el Villarreal para mostrar dónde estamos. Ha sido un partido bonito para todos y también para la confianza de Luis Fabiano".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios