África podrá autoabastecerse de alimentos en una generación

  • Para lograrlo habría que hacer de la expansión de la agricultura un objetivo prioritario de todas las decisiones políticas y poner fin a las exportaciones de materias primas

África podría ser autosuficiente en la producción de alimentos dentro de una generación, según un estudio del profesor Calestous Juma, de la Universidad de Harvard, presentado en la Cumbre de jefes de Estado de la Comunidad de África Oriental sobre Cambio Climático y Seguridad Alimentaria.

Juma, reconocido internacionalmente por su aplicación de la tecnología al desarrollo sostenible, asegura en su estudio La nueva cosecha: Innovación agrícola en África que esta meta pasa por hacer de la expansión de la agricultura un objetivo prioritario de todas las decisiones políticas.

Según el director de la investigación, una región como el sur de Sudán, que tiene una extensión similar a la de la península Ibérica, podría abastecer de alimentos a todo el continente africano si su sistema agrario estuviera correctamente desarrollado y su terreno bien aprovechado.

Juma cree que África debe poner fin a las exportaciones de materias primas y a la importación de alimentos, ya que el aprovechamiento del "abundante terreno cultivable" que posee el continente "se podría traducir en una mayor producción, ingresos y seguridad alimentaria".

Para conseguir estos objetivos Juma considera clave el uso de la tecnología en el campo, la inversión en infraestructuras, la educación y la inclusión de las mujeres en este terreno, la creación de empresas relacionadas con la agricultura y la cooperación entre la sociedad civil y la industria en esta materia, entre otros factores.

"La nueva cosecha" destaca que sólo un 4% del terreno cultivado de África cuenta con sistemas de regadío y que el elevado coste y la escasez de fertilizantes y semillas de buena calidad hace que los agricultores saquen menos provecho de sus terrenos del que, potencialmente, se puede conseguir.

Esto conlleva la deforestación paulatina de las áreas boscosas del continente, ya que los campesinos talan los árboles para crear nuevos terrenos fértiles que sustituyan a sus campos, agotados prematuramente por la ausencia de abonos efectivos.

Además, según el estudio dirigido por Juma, los sistemas de regadío son insuficientes y las precarias comunicaciones por carretera dificultan la llegada de materiales a las plantaciones y el transporte de las cosechas a los mercados.

No obstante, el investigador cree que hay zonas en África que ya están en la senda del aprovechamiento, como Malaui, donde se llevan a cabo estrategias citadas en su documento y donde el uso de la tecnología para fines agrícolas está extendido.

El presidente de Malaui, Bingu wa Mutharika, considera que, "de emplearse todos los recursos disponibles, en cinco años se podría cumplir el sueño de que ningún niño muera de hambre en África".

Por su parte, la presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla Miranda, estimó que los descubrimientos apuntados por Juma "podrían allanar el terreno para una mejor colaboración entre África y Sudamérica".

En cualquier caso, el profesor cree que para lograr estos objetivos es necesaria "voluntad política", motivo por el que su estudio fue distribuido a los mandatarios de la Comunidad de África oriental asistentes a la cumbre celebrada en Arusha, en el norte de Tanzania.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios