El Airbus emitió hasta 24 señales de error antes de desaparecer

  • Los investigadores indican que el día del siniestro las condiciones meteorológicas "no eran excepcionales".

El avión Airbus de la compañía Air France, desaparecido la noche del domingo al lunes pasados en el océano Atlántico, emitió 24 señales de anomalías en sus sistemas durante los cuatro minutos previos a que saliera de la zona de localización del radar de Río de Janeiro, informaron los investigadores franceses. 

Aunque, por el momento, no se puede establecer la causa de estas anomalías, los investigadores indicaron que el día del siniestro las condiciones meteorológicas no eran "particularmente excepcionales". El director de la Oficina de Investigaciones y Análisis (BEA), Paul Louis Arslanian, aseguró que "es demasiado pronto para conocer las causa del accidente", pero precisó que han comenzado a trabajar con los elementos que se están recopilando. Entre estos, Arslanian destacó las "incoherencias" de velocidad registradas por los tres sensores con los que está equipado el aparato. Esta diferencia de medición provoca la interrupción de ciertos sistemas automáticos del avión, entre ellos, el piloto automático. "No sabemos si los sistemas se averiaron o si los apagaron de forma voluntaria los pilotos, lo único seguro es que dejaron de funcionar", indicó. 

Para el director de la Oficina de Investigaciones y Análisis es prematuro decir si esa avería en los sistemas -que ya había sido detectada con anterioridad en otros aviones airbus A-330 similares- es la causa del accidente del vuelo entre Río de Janeiro y París. Precisó que tampoco se conoce si con posterioridad a las señales de avería los sistemas automáticos volvieron a funcionar. Arslanian pidió que no se saquen conclusiones en este punto de la investigación y aseguró que "los mejores especialistas en la materia en Francia están movilizados para hacer el mejor trabajo posible, en contacto con otros internacionales". Sobre las "incoherencias" de velocidad registradas Arslanian informó de que las causas deben ser "diversas". 

El BEA trabaja en coordinación con el Servicio meteorológico francés cuyo director adjunto, Alain Ratier, aseguró que no se registraron "condiciones excepcionales" para la zona y la estación del año. Aunque no lo descartó "al cien por cien", Arslanian aseguró que "seria sorprendente" que la catástrofe hubiera sido provocada por una bomba a partir del análisis de los datos con los que se cuenta hasta ahora. "La hipótesis de la bomba actualmente no es muy coherente con las informaciones que tenemos", afirmó Arslanian. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios