Altos niveles de estroncio radiactivo en las aguas que bañan la prefectura de Fukushima

  • Se trata de una sustancia cancerígena que puede incidir en la afectación de los huesos

El nivel de estroncio radiactivo, una sustancia cancerígena, supera en 240 veces los límites legales en el agua marina que baña las costas de la prefectura japonesa de Fukushima, donde se ubica la central nuclear homónima, según la Compañía Eléctrica de Tokio (Tepco).

Al parecer, dicha sustancia ha aparecido también en el agua subterránea que rodea a los reactores uno y dos de la planta. De acuerdo con la Agencia de Seguridad Nuclear e Industrial, es la primera vez que se detecta en estos acuíferos, según la agencia Kiodo. El estroncio es un elemento químico absorbido de forma natural por el cuerpo humano por su similitud con el calcio. Sus formas estables pueden llegar a ser beneficiosas para la salud, mientras que la radiactiva provoca enfermedades como el cáncer óseo.

Por otra parte, al menos ocho trabajadores de la central nuclear han sido sometidos a una exposición a la radiación mayor de la permitida por la normativa de seguridad establecida por la ley japonesa. La Compañía de Energía Eléctrica de Tokio (Tepco) había informado hasta el momento de dos únicos casos de sobreexposición a la radiación de sus trabajadores, pero las pruebas realizadas a unos 2.400 operarios ha desvelado estos seis nuevos casos.

"Es extremadamente lamentable", afirmó un portavoz de la Agencia, Hide Nishiyama. Ahora, ha señalado Nishiyama, Tepco deberá investigar el motivo de esta sobreexposición y adoptar medidas para evitar que se repita.

Tres de los seis reactores de la central de Fukushima-1 sufrieron una fusión parcial de su núcleo debido a los daños provocados en el sistema de refrigeración por el terremoto y posterior tsunami del 11 de marzo, que causó unas 24.000 muertes.

Ahora las autoridades y Tepco intentan lograr la parada fría, el paro total de la actividad en los reactores afectados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios