Cae en Madrid El Padrino, un proxeneta huido de la Justicia francesa

  • Reclutaba gitanas en Rumanía y las maltrataba y explotaba sexualmente en París

La Policía Nacional detuvo ayer en Madrid a Adrian Rascu, alias El Padrino, uno de los fugitivos más buscados por la justicia francesa y que dirigía una importante organización de proxenetas asentada en París que reclutaba a mujeres de etnia gitana, captadas en Rumanía y asentadas en el campamento de Saint-Denis.

Rascu -que huyó hace cinco años de Francia, donde fue condenado a 10 años de prisión, y en la actualidad vivía en Madrid bajo una identidad falsa- fue arrestado cuando abandonaba el gimnasio del barrio madrileño de Carabanchel donde que utilizaba como centro de reunión con otros integrantes de grupos mafiosos.

Según la Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil, el detenido controlaba la red de explotación sexual en el Distrito 18 de París, que captaba a mujeres en Rumanía con falsas promesas de un trabajo digno y bien remunerado en Francia.

Tras ser trasladadas hasta el campamento de Saint-Denis, a las mujeres se les confiscaba el pasaporte y se les obligaba a prostituirse, golpeando e incluso violando a las que oponían resistencia.

Además, la organización les exigía unos beneficios diarios mínimos que en caso de no alcanzar les supondría una privación de alimento.

La captura de Rascu ha sido posible gracias a las labores de inteligencia de la Brigada de Delincuencia Especializada de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) Central, que investigó la incorporación de un nuevo sujeto a uno de los grupos criminales que pugna por el control del hampa rumana en la Comunidad de Madrid.

Los agentes investigaban la incorporación de un nuevo sujeto de nacionalidad rumana a uno de los grupos criminales que pugna por el control del hampa rumana en la Comunidad de Madrid. Según sus pesquisas, Rascu era miembro de una organización criminal sospechosa de estar vinculada con extorsiones, ajustes de cuentas y proxenetismo.

Finalmente, agentes de la UDEV Central con el apoyo de efectivos de la Comisaría de Distrito de Carabanchel pusieron fin a la trayectoria delictiva de El Padrino.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios