Capturado en Albania el jefe de la banda que asaltó la casa de José Luis Moreno

  • Astrit Bushi quedó en libertad en marzo cuando los policías encargados de su custodia le dejaron ir tras acudir a declarar ante el juez.

Comentarios 3

Nueve semanas después de que fuera puesto en libertad por error, el albanés Astrit Bushi, supuesto líder de la banda que asaltó violentamente en diciembre de 2007 la casa del artista y productor José Luis Moreno, ha sido capturado de nuevo en Lac, su localidad natal.

La detención de Bushi se ha producido en una operación en la que han participado noventa agentes, entre ellos dos guardias civiles, que han entrado simultáneamente en el domicilio de su mujer, donde se encontraba el peligroso delincuente, y en otras siete casas de su círculo cercano. En el momento de su detención, Astrit Bushi llevaba una pistola de procedencia checa, marca CZ 75, que no intentó utilizar, así como diversos efectos y documentos que están siendo analizados.

La operación para apresar a Bushi ha sido bautizada como Arbusto y se puso en marcha a mediados del pasado mes de abril, cuando los investigadores, tras la interceptación de varias líneas de teléfono, determinaron que el delincuente estaba en Albania y solicitaron una comisión rogatoria internacional para que agentes de la Guardia Civil pudieran desplazarse a ese país. El delincuente había sido detenido en noviembre de 2008 como cabecilla de la banda que asaltó la casa de José Luis Moreno, en Boadilla del Monte (Madrid), y que agredió brutalmente al artista y productor.

El pasado 31 de marzo, después de haber sido trasladado a Madrid desde el centro penitenciario de Puerto 3, en Cádiz, para comparecer en un juzgado de la capital y, posteriormente, en otro de Alcobendas, el delincuente quedó por error en libertad ya que, en un caso de descoordinación, los policías encargados de su custodia le dejaron marchar en lugar de enviarlo de vuelta al centro penitenciario. El error desató un cruce de acusaciones entre el Tribunal Superior de Justicia de Madrid y las Fuerzas de Seguridad del Estado, que se culparon mutuamente y abrieron sus respectivas investigaciones. También las abrió el Consejo General del Poder Judicial, que el próximo martes tiene previsto estudiar el archivo de las diligencias propuesto por su Servicio de Inspección ya que considera que el juzgado no cometió ninguna falta.

De la misma opinión es el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que ha pedido a los juzgados que estudien la posible imputación por un delito de infidelidad en la custodia de presos de los policías nacionales que pusieron en libertad a Bushi. Pero éstos y sus sindicatos han rechazado tajantemente que fuese un error suyo, ya que aseguran que el juzgado simplemente dio a los agentes una orden de libertad, por la causa que él investigaba, sin informarles de que estaba encarcelado por otras diligencias, ni advertirles de su peligrosidad.

Tras la noticia de la detención, El portavoz del Sindicato Unificado de la Policía (SUP), José María Benito, ha manifestado que es "hora de cerrar la polémica". El arresto, ha comentado, "pone fin a un episodio lamentable que nunca debía haberse producido" y que  debe hacer reflexionar "a todos, jueces, fiscales y fuerzas de seguridad" porque de "los errores se aprende".

Astrit Bushi tiene en Albania varias causas pendientes, una de ellas por el asesinato de un policía en 2001, por las que su país había pedido a España su extradición. Y también en España, donde, presuntamente, formaba parte de una banda paramilitar a la que se le acusa de varios asaltos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios