Derecho a Vivir advierte al Gobierno que el supuesto de riesgo psicológico sería un "coladero"

  • La organización pro vida avisa a Gallardón de que su reforma se reduciría a un "retoque cosmético"

La organización Derecho a Vivir advirtió ayer al ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, que si se mantiene en la reforma de la ley del aborto "el coladero psicológico", al que se acogen un 90% de las mujeres, tendrá "en frente a una buena parte de la sociedad".

La organización pro vida avisó al titular de Justicia que permitir la interrupción voluntaria del embarazo en caso de peligro para la salud psíquica de la madre, es la "línea roja" entre "una auténtica reforma que proteja el derecho a la vida y un retoque cosmético".

"No hay ninguna patología psiquiátrica que contraindique que una mujer lleve a término su embarazo. Otra cosa es luego ver si esa mujer puede o debe quedarse con el niño", señaló Joya. En su opinión, "si Gallardón cree que es comparable cualquier trastorno de depresión o ansiedad en la mujer con eliminar la vida del hijo, aquello que decía de proteger la vida del no nacido va a quedar en agua de borrajas", apuntó la doctora Gador Joya.

"Si se trata de volver a la ley del millón y medio de abortos, el ministro debe saber que tendrá en frente a parte de la sociedad".

Pidió a Ruiz-Gallardón que "deje de anunciar por fascículos" la reforma legislativa y "presente ya un proyecto que aclare cómo garantizará el derecho a la vida".

La portavoz de Derecho a Vivir cree que las mujeres que con la legislación actualmente vigente interrumpen su embarazo durante las primeras 14 semanas serán las que se acogerán al supuesto de daño psicológico "como se ha venido haciendo en España antes de la ley Aído'".

Esta ONG impulsa la Marcha Internacional por la Vida que se celebrará el 7 de octubre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios