Encarcelado un hombre por el asesinato de un médico abortista en EEUU

  • George Tiller fue tiroteado el domingo en una iglesia luterana de Kansas.

Comentarios 1

Un hombre de 51 años ha sido acusado de asesinato en primer grado y se encuentra en una prisión de Kansas (Estados Unidos) por la muerte del médico abortista George Tiller, que fue asesinado ayer a tiros nada más llegar a la Iglesia Luterana de la Reforma, en la ciudad de Kansas, para asistir a la misa dominical.

Scott Roeder se encuentra en prisión sin fianza en el Centro de Detención de Adultos del Condado de Sedgwick y está acusado de dos cargos de agresión agravada, indica la página web de la Oficina del Sheriff del Condado. Roeder comparecerá en un tribunal, previsiblemente, esta semana.

Su detención, ocurrida sólo tres horas después de que matase al médico, ha sido posible gracias a la descripción que hicieron varios testigos de su coche, del que también facilitaron la matrícula, dijo el portavoz de la Policía de Wichita, Gordon Bassham. Por su parte, el teniente Mike Pfhannestiel, de la Oficina del Sheriff, aseguró que Roeder no iba armado.

Tiller, de 67 años, se hizo famoso por regentar una clínica ginecológica en Wichita y practicar abortos a mujeres en avanzado estado de gestación, y durante años fue víctima de los ataques de los grupos antiabortistas. En 1993 sobrevivió a un atentado de un activista anti aborto que le disparó en ambos brazos, y su clínica sufrió daños por la explosión de una bomba a mediados de la década de los 90.

El asesinato de Tiller ha sido condenado no sólo por sus partidarios sino también por personas contrarias al aborto y por el presidente estadounidense, Barack Obama. "Por muy profundas que sean nuestras diferencias como americanos en relación con cuestiones complicadas como el aborto, no se pueden resolver con actos atroces de violencia", subrayó Obama en un comunicado.

Este incidente ha llevado al fiscal general del Estado, Eric Holder, a ordenar a la Policía federal que "ofrezca protección a las personas y los centros de todo el país que corresponda", según señala un comunicado del Departamento de Justicia. Sin embargo, aún no se sabe qué motivó el asesinato. Si la razón fuese el trabajo que desempeñaba Tiller, se convertiría en el cuarto médico al que matan en Estados Unidos desde 1993 por practicar abortos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios