Europa busca un vínculo entre los brotes de E.coli en Alemania y Francia

  • París asegura que los infectados consumieron brotes germinados en Reino Unido.

Comentarios 5

La Comisión Europea (CE) está en contacto con las autoridades de Francia y Alemania para tratar de establecer un vínculo entre los brotes de la agresiva cepa de E.Coli que se han producido en estos dos países, según ha anunciado este sábado un portavoz del Ejecutivo comunitario.

El Gobierno francés ha confirmado a Bruselas que los diez casos hasta ahora registrados en el suroeste de Francia fueron causados por la poco común cepa 104 de la bacteria E.Coli,la misma que ha causado 40 muertes en Alemania desde que se detectó el brote hacia mediados de mayo.

La Comisión "busca un posible vínculo" entre los casos en Francia y Alemania y "se hace preguntas" sobre el posible origen de la infección, según ha dicho el portavoz de Sanidad y Consumo de la Comisión, Frédéric Vincent, en declaraciones telefónicas.

Según París, siete de las diez personas hospitalizadas en Burdeos con infecciones de E.Coli y diarrea sanguinolenta habían consumido semillas germinadas de la compañía británica Thompson&Morgan, por lo que apuntan a ésta como origen del brote.

Francia ha pedido a Londres que lleve a cabo análisis sobre el terreno para comprobar si el foco de las infecciones se encuentra en la compañía con base en Ipswich, mientras que la Comisión ha pedido un intercambio de información con Alemania para determinar la raíz los casos.

Bruselas baraja la hipótesis de que el origen de la infección se encuentre en las semillas de los brotes germinados que luego fueron plantadas las en explotaciones de Alemania y Reino Unido.

"Hemos pedido a las autoridades alemanas que investiguen si el problema pudo estar originado por semillas contaminadas", ha señalado el portavoz.

Otra posibilidad es que los contagios en Francia "no hayan sido causados por granos ya contaminados", si no por un contagio sobre el terreno a través del agua de riego o por malas condiciones higiénicas, ha añadido Vincent.

Por el momento no se han detectado más casos en otros estados miembros ni se ha activado el sistema de alerta rápida alimentaria (RASFF), aunque éste podría ponerse en marcha "durante los próximos días", según Vincent.

En cualquier caso, la Comisión será cautelosa a la hora constatar la información enviada por los estados miembros y dar su visto bueno a la alerta, con vistas "a evitar otro caso como el de los pepinos", ha añadido el portavoz.

Los casos de Burdeos constituyen el segundo brote de E.Coli en dos semanas en Francia, tras la infecciones de ocho niños en Lille (norte del país), provocadas por la ingesta de carne picada adquirida en la cadena alemana de supermercados Lidl.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios