El Gobierno y las autonomías elaborarán el plan para dar portátiles a los alumnos

  • Gabilondo cofinanciará los ordenadores para las aulas según las necesidades y esfuerzos de las comunidades autónomas

Comentarios 1

El ministro de Educación, Ángel Gabilondo, anunció ayer que los consejeros autonómicos han apoyado su propuesta de trabajar por un pacto basado en el acuerdo social para mejorar el sistema educativo y ponerlo en el centro de la política social. El Gobierno y las comunidades decidieron ayer estudiar conjuntamente el estado de implantación de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) aplicadas a la educación en cada una de ellas y sus necesidades con vistas a acordar un plan entre todas las partes. "No se trata de una relación entre el Gobierno, sin más, con las comunidades, sino de un acuerdo de corresponsabilidad en la Comisión General de Educación, donde adoptaremos un plan compartido y aprobado por todos para que se distribuyan los recursos en atención a las necesidades, pero tendremos en cuenta los esfuerzos que cada uno ha hecho", explicó Gabilondo.

Después de presidir la conferencia sectorial del ramo, el ministro anunció que la próxima semana se reunirán los coordinadores de TIC de todas las autonomías para elaborar un informe sobre estas cuestiones, entre ellas las necesidades de formación, que se remitirá a la Comisión General para poder poner en marcha el proyecto Escuela 2.0, que impulsa el Gobierno, y decidir sobre su financiación. Recordó, no obstante, que el presidente del Gobierno anunció que sería una cuestión "cofinanciada" con las comunidades, y reiteró que el Gobierno está "en la obligación para que ese plan se lleve a cabo".

Este plan, matizó el ministro, no pretende sustituir o eliminar los esfuerzos que ya han emprendido las comunidades, sino impulsar y favorecer lo que ya se ha hecho. Igualmente, señaló que los ordenadores que se distribuirán entre los alumnos de la educación obligatoria a partir de septiembre no supondrán la eliminación de materiales habituales como libros de texto. Apuntó que las TIC suponen el 25% de todos los materiales y actividades educativas en los países donde se aplican adecuadamente.

El ministro insistió en que la entrega de ordenadores es una parte de un programa amplio de TIC, así que pierde sentido si se considera de forma aislada. Reconoció también que sólo los ordenadores no van a ser la solución para todos los problemas de la educación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios