La Guardia Civil mata a un individuo que se saltó dos controles e hirió a varios agentes

  • La persecución empezó en la provincia de Ávila y finalizó en el suroeste de Madrid

Un hombre de 38 años y nacionalidad española murió en la madrugada del lunes tras recibir en Villamanta (Madrid) un disparo de un guardia civil, a quien previamente había intentado atropellar durante una huida, que había comenzado Ávila.

Según informó un portavoz de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid, el suceso ocurrió sobre la una de la pasada madrugada en Villamanta, localidad del suroeste de Madrid cercana a Navas del Rey y Navalcarnero, donde un agente disparó al conductor de un vehículo que se había dado a la fuga en dos controles, hiriendo a dos agentes.

La huida había comenzado poco antes en la localidad abulense de Sotillo de la Adrada, cercana al límite con Madrid, en la que una patrulla de la Guardia Civil dio el alto al conductor de un vehículo que en lugar de identificarse intentó atropellar a los agentes.

Una patrulla de Navas del Rey vio el vehículo y le dio el alto, pero el conductor hizo caso omiso y comenzó una persecución en la que el huido sacó de la carretera al coche de la Guardia Civil, que sufrió un accidente en el que el vehículo policial quedó destrozado y dos agentes resultaron heridos. El sospechoso continuó su huida hasta Villamanta, donde otra patrulla le dio el alto.

El conductor intentó aprisionar a uno de los agentes contra el vehículo oficial, mientras otro agente rompió el cristal del coche huido para intentar detener al sospechoso, fracturándose una mano. En el enfrentamiento, uno de los guardias civiles vio que el conductor iba a atropellarle, por lo que efectuó varios disparos, hiriendo de gravedad al huido, que murió poco después.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios