Histórica manifestación en Madrid en defensa de los derechos de los discapacitados

  • La "drástica reducción" de los apoyos públicos puede dejar desasistidas a miles de personas

Miles de personas salieron ayer a la calle en Madrid en una marcha histórica para lanzar "una llamada de socorro" ante la "drástica reducción" de los apoyos públicos a las personas con discapacidad y sus familias, que puede dejar desasistidas a "decenas de miles de personas con discapacidad".

"Por primera vez en la historia, salimos a la calle para que los políticos sepan que estamos al borde del colapso", explicó el presidente del Comité Español de Personas con Discapacidad (Cermi), Luis Cayo Pérez, quien reclamó que la salida de la crisis sea también la solución para el 10% de la población que padece discapacidad, unos 4 millones de personas.

Bajo el lema SOS Discapacidad-Derechos, Inclusión y Bienestar a Salvo, miles de personas -50.000 según los convocantes- recorrieron la madrileña calle de Goya hasta la Plaza de Colón en un ambiente festivo y luciendo pancartas que pedían "Derechos humanos ya".

"Estamos sufriendo muchísimo", aseguró Eva, una joven discapacitada y dependiente que relató las dificultades económicas a las que se enfrenta para acceder a los medicamentos que requiere su enfermedad y que le llevan a plantearse abandonar un tratamiento que no puede pagar.

Los manifestantes llegaron a Madrid en 300 autobuses y contaron con la participación de 700 voluntarios que prestaron su ayuda a invidentes y a quienes se desplazan en sillas de rueda.

En el manifiesto, leído tras la marcha, los colectivos de discapacitados hicieron una "llamada de socorro" a la sociedad y a los gobernantes ante la "amenaza de ruina" a la que se exponen los logros en términos de derechos, inclusión y bienestar alcanzados en 30 años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios