Miles de personas arropan en la India a la familia de Vicente Ferrer

  • Las autoridades españolas llegaron ayer para asistir hoy al funeral del cooperante catalán

Comentarios 1

Más de 300.000 indios y las autoridades españolas se han acercado a un remoto pueblo del sur de la India para arropar a la familia de Vicente Ferrer, cuya capilla ardiente permanecía abierta ayer a la espera de que el cooperante español sea enterrado. La capilla está alojada en una sala de conferencias en la localidad meridional de Anantapur, decorada con motivos florales y donde tan sólo se escucha el sonido de una flauta tradicional india. En el centro del recinto se halla la urna transparente, a la que se van acercando de forma ordenada y silenciosa vecinos de Anantapur y otros pueblos más apartados para despedirse del filántropo catalán, que será enterrado hoy.

"Las palabras no son suficientes para expresar lo que hemos vivido", dijo el hijo de Vicente Ferrer, Moncho. "La gente me dice: 'Moncho, no pares, hemos perdido a nuestro padre, tienes que llenar el hueco" que ha dejado, relató. "Vicente ha sido el primero que realmente ha ayudado y mejorado las vidas de estas gentes", evocó un Moncho Ferrer visiblemente emocionado. Tanto el hijo como la viuda del cooperante español, Anna Ferrer, han recibido el aliento de los lugareños para continuar con la obra del ex jesuita, que llegó en 1952 a la India y luchó desde entonces casi ininterrumpidamente para erradicar la pobreza y la discriminación.

En representación de España ha llegado a Anantapur el presidente del Congreso de los Diputados, José Bono, llegó acompañado por la portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría. "Nadie muere mientras no se le olvida y Vicente Ferrer vivirá en el corazón de todos los que le conocimos", declaró Bono .

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios