Mueren calcinados cuatro policías tras ser atacados por sicarios en México

  • Los asaltantes tendieron una emboscada a la camioneta de los agentes y les lanzaron dos granadas.

Comentarios 1

Cuatro policías municipales murieron este jueves calcinados en el sureño estado mexicano de Guerrero al ser atacados por desconocidos que utilizaron fusiles automáticos y granadas, informó una fuente oficial.

La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Guerrero precisó en un comunicado que el ataque fue perpetrado en una carretera en el municipio de Zihuatanejo, cercana a la localidad turística de Ixtapa, en la costa del Pacífico mexicano.

La camioneta en el que iban los policías se incendió debido a que los atacantes lanzaron dos granadas contra él. La SSP precisó que los policías "fueron emboscados desde tres direcciones, por individuos que se trasladaban a bordo de dos vehículos no identificados, utilizando armas AK-47, AR-15 y granadas, lo que provoco que se incendiara la camioneta".

El Ejército mexicano acordonó el área y fue cerrada la carretera Zihuatanejo-Acapulco a la altura de Petatlán, agregó la fuente.

En otro hecho de violencia en el mismo estado fueron asesinadas hoy otras tres personas en la comunidad de Santa Rosa de Lima, en el municipio de Ajuchitlán del Progreso, informó el director de la policía estatal, Erit Montúfar.

Explicó que varios sicarios que viajaban en camionetas de lujo sacaron de sus casas a los tres hombres y los acribillaron.

Hace cuatro días, un grupo de hombres armados atacó con granadas la comandancia de la Policía Municipal de Zihuatanejo, lo que dejó un saldo de seis heridos.

Ese ataque fue cometido un día después de que el Ejército detuviera en Zihuatanejo a nueve personas, presuntamente miembros del crimen organizado, por lo que no se descarta que se haya tratado de una acción de represalia.

Guerrero es uno de los estados sacudidos por la ola de violencia atribuida al crimen organizado y el Gobierno federal envió al lugar hace dos años a miles de soldados y agentes para combatir a las bandas de delincuentes.

Ese estado, en el que se produce marihuana y amapola, es controlado por el poderoso y violento cartel del Golfo, acérrimo enemigo del de Sinaloa.

En lo que va del 2009, el número de muertos atribuidos a la guerra entre carteles y de éstos contra las fuerzas federales en todo el país supera los 1.000, de los cuales unos 70 corresponden a Guerrero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios