Neira, condenado a 10 meses sin carné y una multa de 1.800 euros por conducir ebrio

  • El profesor ha sido juzgado por un delito contra la seguridad vial tras triplicar la tasa de alcoholemia.

Comentarios 50

El presidente del Consejo Asesor del Observatorio Regional contra la Violencia de Género de la Comunidad de Madrid, Jesús Neira, ha aceptado en el juicio rápido que se ha celebrado por un delito contra la seguridad vial una multa de seis meses a razón de 10 euros diarios (1.800 euros), trabajos en beneficio a la sociedad y retirada del permiso de conducir durante 10 meses, al reconocer la infracción penal de que se le acusaba.

Al concluir el juicio rápido, Neira se ha negado a realizar declaraciones y su abogado, Javier Gómez de Liaño, ha señalado que su cliente ha realizado "un reconocimiento del hecho imputado", siendo "el dato objetivo" el que la prueba de alcoholemia diera positivo.

"Es un gesto humilde y de hombría de bien", ha recalcado, para añadir que "lo que bebió ese miércoles fue una copa de vino y un licor de café". "Eso es todo. Por un medicamento le produjo el reflejo en la prueba de alcoholemia", ha explicado.

El abogado ha indicado que el docente empezará a cumplir la pena en el momento que entregue el carné de conducir. A preguntas sobre los trabajos que realizará, Gómez de Liaño ha recordado que está "claro los trabajos que el señor Neira ha hecho a la sociedad y a la Comunidad en general", recordando lo sucedido al defender a la pareja de Antonio Puerta.

"El delito contra la seguridad vial se basa en un comportamiento imprudente. Todos podemos cometer esa imprudencia. Una buena tarde, después de una ingesta de determinadas bebidas, nos pongamos delante de un volante. Hay un componente de culpa o imprudencia, que es el que probablemente haya incurrido Neira", ha reconocido. 

A su llegada a los juzgados esta mañana, Neira aseguró que no pediría perdón por el suceso ya que no iba "bebido". Según la guardia Civil, los hechos ocurrieron la noche del miércoles a la altura del kilómetro 5 de la M-40. Un policía nacional observó como un coche "iba haciendo eses" y cómo "los coches se veían obligados a frenar", incluso llegando a ver cómo el coche chocó de forma leve con un camión.

El agente, que estaba fuera de servicio, le hizo una maniobra para obligarle a detener el vehículo y avisó al 062 para que se desplazara al lugar una patrulla de tráfico. La Policía detuvo a Neira, quien presentaba "síntomas evidentes de alcoholemia", y se le trasladó a la Comisaría del Barrio del Pilar.

A Neira se le practicaron dos pruebas de alcoholemia, dando más del triple de la tasa permitida al tener 0,87 miligramos de alcohol por aire espirado cuando el máximo permitido es 0,25 miligramos. Por ello, se le acusó de un delito contra la seguridad vial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios