Obama promete ayudas del gobierno a la región afectada por el derrame petrolero

  • El presidente de EEUU asegura que su Gobierno limpiará el litoral del petróleo contaminante y obligará a las empresas a responsabilizarse por los daños causados.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, prometió este sábado toda la ayuda del gobierno a las regiones afectadas por el derrame de petróleo que comenzó el mes pasado tras el hundimiento de una plataforma de British Petroleum (BP) en el Golfo de México.

En su habitual discurso radiofónico de los sábados, Obama también reiteró su promesa de que BP tendrá que pagar "hasta el último centavo" por los daños sufridos por los residentes de la región.

"Esta gente trabaja mucho. Cumple su responsabilidad. Ahora, debido a una catástrofe causada por el hombre, de la cual no tiene culpa y está fuera de su control, sus vidas han sido lanzadas al caos. Esto es brutalmente injusto", señaló.

Obama, que grabó el discurso el viernes en Grand Isle en el estado de Luisiana, que junto a los de Mississippi y Alabama han sido los más perjudicados por el vertido, indicó que "como dije desde el principio de este desastre, voy a estar junto al pueblo de la costa del Golfo hasta que se recupere".

El presidente indicó que tras la catástrofe su gobierno aplicará todos los recursos disponibles para proteger el litoral, limpiarlo del petróleo contaminante y hacer que "BP y otras empresas se responsabilicen por los daños para comenzar a restablecer la riqueza y la belleza de esta región".

Ante la situación causada por el derrame el gobierno federal desplegó en la región 17.500 efectivos de la Guardia Nacional y más de 20.000 personas están participando en las tareas para proteger el litoral de la marea negra.

Obama señaló que en la región del Golfo hay más de 1.900 navíos que están participando en las operaciones en "la mayor respuesta a un desastre ambiental de este tipo en la historia de nuestro país".

El presidente recordó que esta misma semana su gobierno envió a British Petroleum una factura de 69 millones de dólares para pagar parte de los gastos involucrados en esas operaciones y que ha designado una comisión que investigará las causas del derrame.

"Si las leyes son inadecuadas, serán modificadas. Si hubo fallos de supervisión, ésta será fortalecida. Y si se violaron las leyes, los responsables serán llevados a la justicia", prometió.

Obama señaló que BP parece haber tenido cierto éxito en los últimos días en sus esfuerzos por frenar el flujo de petróleo que contamina las aguas del Golfo.

Pero no se manifestó demasiado optimista al indicar que "como ha sido el caso desde el comienzo de esta crisis, estamos preparados para lo peor aun cuando esperamos que los esfuerzos de BP nos traigan mejores noticias que las que hemos recibido hasta ahora".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios