Profesores censuran la matriculación "a la carta" de los alumnos con suspensos en Bachillerato

  • Los padres instan al Ministerio a que busque soluciones más creativas para eliminar el fracaso

El sindicato de profesorado ANPE considera que el modelo matriculación "a la carta" acordado por Educación y las autonomías para los alumnos de primero de Bachillerato con tres suspensos es "fruto de la improvisación", sin consultarse al profesorado, y puede causar "conflictos" en los centros.

"Los estudiantes españoles abordan 17 materias distintas en dos cursos de Bachillerato, que llegan a 19 en algunas comunidades. Es un diseño que no permite profundizar en la preparación necesaria para acceder a la Universidad", advierten desde ANPE. Además de un Bachillerato de tres años, es "imprescindible" potenciar la Formación Profesional como alternativa de prestigio, asegura. También encuentra "contradicción" en que se posibilite a los alumnos matricularse sólo de las materias no aprobadas y, además, cursar voluntariamente aquellas otras que la dirección del centro les recomienda, ya que los estudiantes podrían negarse. Esto causaría "graves problemas en la organización" de los centros, asegura el sindicato.

Por el contrario, la Federación de Sindicatos Independientes de Enseñanza (FSIE), mayoritaria en la enseñanza concertada, aprecia el acuerdo, pero matiza que la programación de las materias y los horarios compartidos entre alumnos con necesidades diferentes supondrá una dificultad añadida para los centros.

La base de la calidad, según FSIE, debe estar en el esfuerzo y "no en el recorte del fracaso y del abandono escolar mediante concesiones y medidas demasiado permisivas a cualquier precio".

Por último, la Confederación de Padres de Alumnos (Cofapa) insta el Ministerio a que busque soluciones más creativas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios