Sacerdotes madrileños denuncian la involución de la jerarquía eclesiástica

  • El Foro Curas de Madrid, que agrupa a 120 teólogos, párrocos y sacerdotes, critica las "grandes manifestaciones y declaraciones en temas como el aborto" y su "silencio clamoroso" ante la crisis.

Comentarios 27

El Foro Curas de Madrid, colectivo que agrupa a 120 teólogos, párrocos y sacerdotes de la archidiócesis, ha denunciado "la involución" de la jerarquía eclesiástica y ha criticado las "grandes manifestaciones y declaraciones en temas como el aborto" y su "silencio clamoroso" ante la crisis económica. Al presentar su último documento -La crisis actual en nuestros barrios- durante un encuentro con la Asociación de Periodistas de Información Religiosa (APIR), representantes del colectivo han expresado su "tristeza porque los grandes problemas de la Iglesia de Jesús pasen a un segundo plano".

Los teólogos Benjamin Forcano y Julio Lois han señalado que la jerarquía eclesiástica en España "se encuentra en el último grado de credibilidad" frente a la situación que se da en otros países como Brasil, que "el Concilio ha sido arrinconado" y que se descalifica y a teólogos "en un intento de imponer el pensamiento único". Los representantes del foro hacen responsable de la crisis a la política económica neoliberal, y critican a la jerarquía eclesiástica por no denunciar las estructuras que la han propiciado y que sólo hable de la necesidad de la "conversión personal".

Afirman que "no es aceptable que los costes de la crisis se carguen una vez más sobre los más empobrecidos", y recuerda que muchos expertos en economía aseguran que la mejora del nivel de vida, de las condiciones de trabajo y de los derechos laborales de la mayoría de los ciudadanos, facilita la salida a la crisis, y "propicia  una economía productiva y saneada a largo plazo". Denuncian "que se trate a los trabajadores inmigrantes, con o sin papeles, como mera mano de obra barata, de los que se prescinde cuando ya no nos son útiles".

Critican que "a los que han estado en el origen de la crisis, se han enriquecido antes y se siguen enriqueciendo ahora, sea prácticamente a los únicos que se tiene en cuenta (sus opiniones e intereses) a la hora de tomar las medidas necesarias para salir de ella". Consideran que el Estado "ha de regular el funcionamiento del mercado de manera que sea un instrumento para el bien común" y que "hay que crear nuevos modos de crecer, distribuir y consumir a nivel global, favoreciendo la satisfacción de las necesidades sociales antes que el desaforado consumo privado, e introduciendo perspectivas ecológicas y sociales".

El Foro "lamenta" que el arzobispo de Madrid, (el cardenal Rouco Varela) se haya presentado públicamente presidiendo la Fundación Madrid Vivo en compañía de los presidentes de grandes entidades, bancos y empresas, que "mantienen dogmas económicos neoliberales y prácticas financieras que están en el origen de la crisis" y no consideran las orientaciones de la Doctrina Social de la Iglesia.

Los curas del colectivo se comprometen a colaborar ofreciendo el 5% de su sueldo mensual "para hacer frente a situaciones de extrema y urgente gravedad que acuden a nuestras parroquias". Y expresan su voluntad "de no cumplir aquellas disposiciones de la futura Ley de Extranjería que, si se mantienen en los mismos términos del borrador hecho público, creemos que no respetan una serie de derechos básicos".

El foro afirma también que la crisis revela la urgencia de educar en otros valores y actitudes: en una actitud profética, en la sobriedad y en la solidaridad. Y concluyen con esperanza en que "la crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países" porque es en ella "donde nacen la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias". "El problema para las personas y los países no son las crisis sino la pereza para encontrar salidas y soluciones. Es en la crisis donde aflora lo mejor de cada uno", dicen parafraseando a Einstein.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios