La Unesco critica la "oleada de asesinatos de periodistas" de los últimos días

  • Cuatro informadores han perdido la vida durante la semana pasada en Afganistán, Angola e Iraq.

Comentarios 1

La directora general de la Unesco, Irina Bokova, condenó este domingo lo que calificó de "oleada de asesinatos de periodistas" en los últimos días, en alusión a cuatro informadores que perdieron la vida en ataques violentos en Afganistán, Angola e Iraq del 5 al 8 de septiembre.

Con estos son 36 los asesinatos de periodistas y de otros profesionales de medios de comunicación que ha condenado Bokova desde comienzos de año.

Al menos en uno de cada cinco casos, los informadores trabajaban en casos de corrupción, según la red Intercambio Internacional por la Libertad de Expresión (IFEX).

"El trabajo de los profesionales de los medios es vital para el ejercicio del derecho humano fundamental a la libertad de expresión", declaró Bokova en un comunicado.

"La defensa de este derecho es tanto más importante en países como Afganistán e Iraq, donde los conflictos dañan tanto el tejido social de la nación", añadió.

La directora general de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) dijo esperar que "las autoridades de estos países hagan cuanto esté a su alcance para investigar los crímenes y procesar a sus culpables".

El pasado día 5, Sayed Hamid Noori, un conocido presentador de informativos de Radio Televisión Afganistán (RTA), de 45 años, murió tiroteado en Kabul.

Ese mismo día, Alberto Graves Chakussanga fue acribillado a tiros en su domicilio en Luanda, la capital de Angola, donde presentaba un programa informativo semanal en lengua umbundu en la emisora privada Radio Despertar.

El 7 de septiembre en Bagdad murió asesinado el periodista Riad Al Saray, de 35 años, que presentaba programas políticos y religiosos en la cadena estatal Al Iraqiya TV.

También en Iraq, pero en este caso en la ciudad de Mosul (norte) fue asesinado con un arma de fuego el periodista Safaa al Jayat cuando salía de su casa camino de la cadena de televisión Al Mosuliyah, un canal privado en el que se encargaba de un programa religioso llamado Nuestras Mezquitas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios