Sociedad

Los abusos a menores sacuden a la cúpula de la Iglesia alemana

  • Investigan si el presidente de la Conferencia Episcopal encubrió a un cura Los fallecidos eran artificieros que desactivaban el explosivo en Gotinga (Alemania)

Comentarios 3

El presidente de la Conferencia Episcopal de Alemania, el arzobispo Robert Zollitsch, es investigado por la Justicia de su país por el presunto delito de encubrimiento de abusos sexuales a menores, confirmó ayer la fiscalía en la ciudad de Friburgo.

La investigación es un nuevo golpe para la credibilidad de la iglesia católica alemana, sacudida por una ola de denuncias sobre abusos sexuales y físicos de menores, cometidos en las últimas décadas pero que están saliendo a la luz de la opinión pública desde apenas pocas semanas.

A raíz de las denuncias, el Papa Benedicto XVI tuvo que aceptar hace un mes la renuncia del obispo castrense y de la ciudad de Augsburgo, Walter Mixa, envuelto desde hace meses en presuntos casos de violencia contra niños y malversación de fondos.

En el caso de Zollitsch, titular de la Conferenica episcopal desde 2008, la fiscalía informó que la arquidiócesis de Friburgo tenía conocimiento de la existencia de abusos sexuales a un menor por parte de un cura en una abadía de la orden cisterciense en la localidad de Birnau, junto al lago de Constanza.

Zollitsch era comisionado de recursos humanos de la diócesis en 1987, cuando se produjeron los hechos, y en aquel entonces ordenó que se volviera a emplear al cura involucrado.

La diócesis de Friburgo rechazó las imputaciones hacia Zollitsch. "La sospecha carece totalmente de entidad, tanto en los hechos como en las atribuciones", asegura un comunicado eclesiástico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios