“Los abusos sexuales de Irlanda no son comparables con el aborto”

  • El cardenal Cañizares opina que los escándalos de los colegios católicos no son equiparables a los “millones de vidas destruidas” por las leyes abortistas. El Gobierno pide al eclesiástico que rectifique.

La ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, pidió ayer al cardenal Antonio Cañizares que retire las declaraciones que ha realizado, relacionando los abusos sexuales a menores con el aborto. Las palabras de Cañizares son “absolutamente inadmisibles, inadecuadas y totalmente inoportunas” porque no se puede comparar la interrupción voluntaria del embarazo, que “es un derecho que puede ejercer una mujer en determinadas condiciones”, con los abusos sexuales, que “se practican fundamentalmente en personas menores”. Cañizares, prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos del Vaticano, aseguró el miércoles, en declaraciones a TV3, que “no es comparable lo que haya podido pasar en unos cuantos colegios” –en relación con los abusos a menores cometidos en escuelas católicas irlandesas entre los años 50 y 80– con “los millones de vidas destruidas por el aborto”.

Jiménez añadió, tras un acto en su Ministerio, que “una cosa es hablar de un derecho y otra de un delito”. Horas antes y en otro evento, la ministra había considerado como “muy grave” e “irresponsable” relacionar los abusos sexuales a menores con el aborto, tal y como ha hecho el cardenal Antonio Cañizares. 

La ministra de Sanidad, explicó que estamos hablando de “asuntos completamente diferentes” y “es muy grave que se compare una cosa con la otra”. “Los abusos sexuales normalmente se cometen en menores, se cometen contra su voluntad, afectan a una manera terrible a su vida; comparar una situación con otra es irresponsable y completamente inadecuado, sobre todo en una persona que ocupa una posición como la del cardenal arzobispo”, aseguró Jiménez, tras asistir a una convocatoria de entrega de premios del BBVA. 

De este modo, la ministra respondió a las declaraciones del purpurado en las que se refería al escándalo de Irlanda, destapado recientemente por un informe de más de 2.500 páginas que cifra en miles las víctimas de malos tratros y abusos en instituciones católicas de ese país durante décadas, situación que ha llevado a la jerarquía católica irlandesa a pedir perdón públicamente.

Para Cañizares, esas violaciones y abusos, son “totalmente condenables” y hay que pedir perdón, pero “no son comparables” al aborto. En este sentido, el prefecto de la Congregación para el Culto Divino detalló que, cuando un Gobierno pretende legislar con un proyecto como éste, está “debilitando los cimientos de una misma sociedad”. Así, remarcó que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero pretende llevar a cabo un cambio social y cultural muy grande, “hacer una sociedad y una cultura totalmente nuevas”. 

Del mismo modo, en la entrevista con la televisión pública catalana, el cardenal fue preguntado por las polémicas declaraciones del Papa sobre el uso del preservativo en África para combatir el sida y compartió la tesis de Benedicto XVI porque, dijo, los preservativos no son la solución y consideró que hace falta más educación sobre la sexualidad, el matrimonio y la familia. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios