El accidente de Nigeria golpea otra vez la imagen de la aviación africana

  • La compañía Dana Air no estaba hasta ahora incluida en la amplia lista de aerolíneas que tienen prohibido volar a los países de la Unión Europea.

El accidente de un avión el domingo en un barrio residencial en Lagos, en Nigeria, vuelve a arrojar muchas preguntas sobre la seguridad aérea en África: más de 120 aerolíneas del continente no pueden volar en territorio de la Unión Europea.

Lo contado por los testigos en Lagos suena a auténtica pesadilla. "Escuchábamos llamadas de ayuda, pero nadie podía hacer nada por la gente", cuenta un nigeriano que, tras el accidente del vuelo 0992 de la aerolínea Dana, corrió al lugar del accidente. "No sabíamos cómo podíamos ayudar, el humo que salía del lugar era sencillamente demasiado para nosotros".

La mayoría de las 153 personas que viajaban a bordo del avión se quemaron hasta quedar irreconocibles y no hay supervivientes. Tampoco se sabe con exactitud el número de víctimas que puedan seguir bajo los escombros de las viviendas contra las que se estrelló el aparato.

También fueron trágicas las escenas vividas en el aeropuerto de Lagos, donde los familiares y amigos esperaban para recibir a los pasajeros del vuelo accidentado.

Pero el McDonnel Douglas MD-83 no llegó nunca a su destino. Y cuando se leyó en alto la lista de pasajeros y los últimos rayos de esperanza se convirtieron en una horrible certeza, varias personas rompieron a llorar. Otras se fueron corriendo a los hospitales cercanos y esperaban ahí información sobre sus familiares.

Es un vuelo corto desde la capital Abuja hasta Lagos, de sólo 50 minutos. Muchos nigerianos que trabajan en la metrópolis financiera, Lagos, pasan el fin de semana en la capital, Abuja. Pero el tráfico aéreo del país es cualquier cosa menos seguro.

Este último accidente en Nigeria es el cuarto en los últimos diez años que dejaron más de un centenar de muertos. El sábado un avión de carga de la nigeriana Allied Air en la capital de Ghana, Accra, se salió de la pista de aterrizaje y se estrelló contra un minibús. Al menos diez personas perdieron la vida.

El diario nigeriano The Punch calificaba la jornada de "domingo negro". Según los expertos, el avión accidentado tenía 20 años, en las últimas semanas había tenido problemas y al parecer no había podido despegar.

El presidente Goodluck Jonathan prometió a sus compatriotas que aclarará las causas del accidente y mejorará la seguridad aérea en el país. "El presidente Jonathan promete a todos los pasajeros en el país que hará todo lo posible para sacar consecuencias de esta trágica pérdida de valiosas vidas humanas", afirma en un comunicado su portavoz.

Al contrario que otras muchas aerolíneas africanas, Dana Air no había sido hasta ahora incluida en la lista negra de las compañías que no pueden aterrizar en países de la Unión Europea, que incluye a más de 120 del continente africano que se considera no cumplen los estándares de seguridad de la UE. Entre ellas hay aerolíneas de Guinea Ecuatorial, Angola, República Democrática del Congo, Mozambique o Sudán. Hasta ahora, ninguna compañía nigeriana estaba en la lista.

120

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios