El acusado en el caso Kárate violó a una niña cuando la madre agonizaba

  • El profesor del gimnasio se aprovechó de que la mujer yacía en el hospital

Una testigo afirmó ayer ante la Audiencia de Las Palmas que el principal acusado del caso Kárate, Fernando Torres Baena, la violó a los 9 años mientras su madre agonizaba por una enfermedad terminal, a la que hizo odiar "porque se iba a morir y la iba a dejar sola".

La testigo, identificada con el número 51, explicó al tribunal los abusos sexuales de los que fue objeto por Torres Baena, en una nueva sesión del juicio que se sigue contra éste y otros tres monitores de kárate de su gimnasio, tras el paréntesis de agosto, en una jornada en la que también declararon otros cuatro testigos, todos ellos tras un biombo y con un aparato que distorsiona la voz.

Según el testimonio ofrecido por la mujer al tribunal, encargado del mayor proceso judicial por pederastia en España, Torres Baena aprovechó la confianza "plena" que tenía su familia en él para cuidar de ella y de su hermano en su chalet en Vargas.

La joven fue violada una semana antes de morir su madre, a cuyo funeral y entierro acudió el acusado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios