Sociedad

El acusado de agredir a una ecuatoriana en un tren dice que se da "asco" a sí mismo

  • Asegura que no recuerda nada de ese día porque iba borracho y drogado

Comentarios 32

El acusado de la agresión racista a una menor ecuatoriana en un tren de los Ferrocarriles de la Generalitat, Sergi Xavier M.M., ha afirmado este jueves que no recuerda nada porque iba borracho y drogado, aunque, tras ver el vídeo de la agresión, ha dicho que "me doy asco a mí mismo. Ese día no era yo". 

El joven ha hecho estas declaraciones en el juicio contra él que se celebra en la Audiencia de Barcelona en respuesta a las preguntas de su abogado y tras renunciar a contestar a los letrados de las otras partes personadas -la Fiscalía y la Generalitat. 

Preguntado por la agresión contra una joven ecuatoriana, Sergi Xavier M.M. ha asegurado no recordar nada porque aquel día había bebido algunos cubalibres y cervezas, todo ello junto a pastillas de éxtasis. 

Sin embargo, tras visionar el vídeo grabado por las cámaras de los Ferrocarriles de la Generalitat en el que se recoge la agresión, el joven se ha limitado a afirmar que "me doy asco a mí mismo" y que "ese día no era yo". 

Además, ha dicho sentirse arrepentido por lo que hizo, ya que "nadie merece lo que le hice a esa chica". 

Sergi Xavier M.M. afronta una petición de tres años de prisión solicitada por la Fiscalía, que considera que la agresión, ocurrida el 7 de octubre de 2007 en el interior de un vagón de los Ferrocarriles, constituye un delito contra la integridad moral y otro de lesiones. 

La Generalitat, que se ha personado como acusación popular, pide provisionalmente una pena de 20 meses de cárcel y una multa de 750 euros, así como que se prohíba al acusado acercarse a la comarca donde vive la víctima durante dos años. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios