Los alumnos de Bachillerato con cuatro suspensos no repetirán el curso entero

  • Educación anunció ayer que los estudiantes de 1º y 2º con más de tres materias pendientes se podrán matricular sólo de ésas y cursar voluntariamente otras

Los alumnos de primero de Bachillerato que tengan tres o cuatro suspensos podrán optar entre repetir el curso o matricularse sólo de esas asignaturas y, además, cursar voluntariamente otras materias que la dirección del centro les recomiende en función de las disponibilidades organizativas del mismo. Entre otros acuerdos, el Ministerio de Educación y las comunidades autónomas decidieron ayer también cofinanciar al 50% el plan Escuela 2.0, de implantación de tecnologías en la educación, por medio de convenidos bilaterales, según las necesidades de cada una de ellas.

La secretaria de Estado de Educación y FP, Eva Almunia, y los directores generales autonómicos del ramo acordaron que los alumnos de primero de Bachillerato que hayan obtenido evaluación negativa en tres o cuatro materias podrán decidirse por una de las siguientes opciones: Matricularse de nuevo del primer curso de Bachilerato en su totalidad o matricularse en el primer curso del Bachillerato en su totalidad de forma que tengan la oportunidad de consolidar su formación en las materias ya aprobadas y mejorar la calificación; en el caso de que la nota fuera inferior, mantendrían la obtenida en el curso anterior. También podrán optar a matricularse de las materias en que hayan tenido evaluación negativa y, en función de las disponibilidades organizativas de los centros, también podrán cursar voluntariamente aquellas otras que la dirección del mismo considere más adecuadas para su formación.

La elección de una de estas posibilidades será del estudiante si es mayor de edad; si no, dependerá de la familia.

En rueda de prensa, Almunia reiteró que este sistema no supone en ningún caso que se pase de curso, respeta la Ley Orgánica de Educación (LOE) y la sentencia del Tribunal Supremo que anuló las previsiones del Real Decreto de Enseñanzas Mínimas de Bachillerato sobre este asunto.

La LOE dice que los alumnos de primero promocionarán a segundo cuando hayan superado las materias cursadas o tenga resultado negativo en dos como máximo.

En marzo pasado, el Supremo anuló la regulación que permitía a los alumnos de primer curso con tres o cuatro suspensos repetirlo totalmente o matricularse de las materias pendientes y de otras dos o tres de segundo.

El precepto anulado "vulnera la Ley Orgánica de Educación" al crear una modalidad de estudio del Bachillerato (asignaturas sueltas de primero y de segundo) que "no está prefijada" en la LOE, según argumentó el Supremo entonces.

En relación con la Escuela 2.0, que comenzará a aplicarse el curso próximo en quinto de Primaria, Gobierno y autonomías han calculado en 10.000 euros el coste de uno de sus elementos, el aula digital de 25 alumnos, que incluye ordenadores portátiles para todos ellos y el del profesor, un carro de transporte, una pizarra digital, un proyector y un punto de red.

Las comunidades convocarán los concursos de proveedores en sus respectivos territorios.

Preguntada por si las familias costearán los ordenadores, Almunia señaló que colaborarían de manera "simbólica, muy residual", con ayudas públicas para aquellas con menos recursos, aunque dependerá de cada comunidad y de si los equipos se consideran propiedad o no del centro.

Uno de los principios del plan es implicar a las familias en la adquisición, custodia y uso de estos recursos

Además, se garantizará la conectividad a internet y la interconectividad dentro del aula para todos los equipos y se facilitará el acceso a la red fuera del centro educativo en horarios extraescolares específicos con tarifas especiales que se acordarán con las operadoras. También se pretende garantizar la formación del profesorado y generar y facilitar el acceso a materiales digitales educativos.

Por otro lado, el ministro de Educación, Ángel Gabilondo, incidió ayer en que las becas de mantenimiento contra el abandono escolar, se darán fraccionadas, "una parte en un primer momento y el resto, si acaban obteniendo el título", para incentivar la finalización de los estudios y los buenos resultados académicos de los beneficiarios. Gabilondo explicó que ésta prestación, dotada con 1.350 euros, sólo se concederá a los alumnos de Educación Secundaria Obligatoria o programas de Formación Profesional.

10.000

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios