Informe Pisa

Los alumnos españoles tampoco aprueban en lectura digital

  • España queda por debajo de la media de la OCDE en la parte del estudio que analiza la capacidad para leer y evaluar la información en internet.

Comentarios 7

Los estudiantes españoles no sólo se sitúan significativamente por debajo de la media de la OCDE por su capacidad lectora en internet, sino que sus resultados son incluso peores en términos comparativos de los que habían obtenido en el informe PISA sobre habilidad para entender textos impresos. 

El informe PISA (Programa de Evaluación Internacional de Estudiantes) constata la capacidad de evaluar información procedente de diferentes fuentes, la credibilidad de la utilizada y navegar entre páginas de forma autónoma y eficiente. 

Los estudiantes españoles de 15 años consiguieron una media de 475 puntos por su destreza con textos en la red, frente a la media de 499 puntos de los 16 países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) que participaron en la sexta parte del estudio (PISA) hecha pública, y quedaron en el puesto duodécimo. 

Eso significa que la nota de las pruebas llevadas a cabo en 2009 es inferior todavía a los 481 puntos que habían logrado en el precedente estudio de capacidades lectoras de textos escritos, más alejada por tanto de la media de 500 de la OCDE, pero sobre todo de la de los países más avanzados en este campo. 

En cabeza de la lista, Corea del Sur destaca por los 568 puntos obtenidos de media por sus estudiantes gracias a sus habilidades para descifrar y comprender textos en línea, seguido a notable distancia por Nueva Zelanda y Australia con 537 puntos y Japón con 519 puntos. 

A continuación se sitúan Hong Kong con 515 puntos (que participó en el estudio aun sin ser miembro de la OCDE), Islandia con 512, Suecia con 510, Irlanda con 509, Bélgica con 507 y Noruega con 500. 

Inmediatamente por debajo de la media estaban Francia (494), Macao (aunque tampoco es de la organización, 492), Dinamarca (489), España (475), Hungría (468), Polonia (464), Austria (459), Chile (435) y Colombia (otro que no está en la OCDE, 368). 

Corea del Sur también lideraba la clasificación en lectura de textos impresos con 539 puntos, y a continuación se situaban Hong Kong (533), Nueva Zelanda (521), Japón (520) y Australia (515). En la cola coincidían Chile (449) y Colombia (413). 

La peculiaridad de España es que el porcentaje de alumnos que alcanzan la excelencia es muy inferior a la media, y así sólo un 0,2% entran en el nivel 6, el máximo, frente al 1% en el conjunto de la OCDE, y únicamente un 3,4% en el siguiente, comparado con el 7,5% de media. 

Por su parte, el porcentaje de los peor calificados no es muy diferente del obtenido en los 16 países de la organización: un 1,1 % de los españoles no llegan al nivel más bajo, el 1b, el mismo porcentaje de la media de la OCDE, y un 4,8% se sitúan en ese primer nivel, frente al 4,3% de la OCDE. 

Esas menores diferencias entre los estudiantes del país también se repite al comparar los sexos, ya que las calificaciones medias de las chicas son 19 puntos superiores a las de los chicos, cuando en la OCDE llegan a ser de 24 puntos. Esa brecha de género únicamente es menor en Corea del Sur (18 puntos), Dinamarca (6) y ya fuera de la organización en Hong Kong (8) y Colombia (3). 

La razón de que los españoles estén rezagados en sus habilidades lectorasno parece estar en disponer o no de un ordenador en casa, ya que un 92,6% lo tiene, frente al 92,3 % de media en la OCDE. Sí es menor la disponibilidad en el centro escolar, con un 65,5% de media en comparación con el 74,2%. 

En cualquier caso, una de las conclusiones de los autores del estudio es que los usuarios moderados de internet consiguen mejores resultados tanto en capacidad lectora de textos en línea o impresos que los que utilizan la red de forma más intensiva, o los que se conectan con poca asiduidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios