Un británico paga para que asesinen a su mujer en plena luna de miel

  • Dio 2.300 dólares a unos sicarios por simular que le secuestraban junto a su esposa

Un empresario británico de origen indio, Shrien Dewani, pagó a unos matones sudafricanos 2.300 dólares por simular que lo secuestraban junto con su esposa, Anni, y matarla durante su luna de miel en Ciudad del Cabo el mes pasado, según admitió ayer ante el tribunal uno de los sicarios.

La Fiscalía sudafricana debe decidir ahora si reclama al Reino Unido la extradición, para juzgarlo, de Shrien Dewani, acusado de conspirar para asesinar a su esposa, con la que se había casado dos semanas antes de su muerte, ocurrida el pasado 13 de noviembre.

Según el fiscal jefe de la provincia de Cabo Occidental, donde está Ciudad del Cabo, el secuestro era "parte de una conspiración" en la que todo estaba preparado para que "ocultar que la mujer fue asesinada a instancias del marido".

Zola Tongo, de 31 años, conductor de taxi dedicado a llevar pasajeros del aeropuerto a Ciudad del Cabo, confesó su participación en el complot para matar a Anni Dewani y fue condenado ayer por el Tribunal Superior de esa ciudad a 18 años de prisión por secuestro, asesinato, robo con agravantes y obstrucción a la Justicia.

Según una declaración escrita de Tongo, Shrien Dewani contactó con él el 12 de noviembre, a su llegada a la ciudad, y le pagó para que le recogiera al día siguiente con el taxi para visitar la zona junto con su esposa, Anni, de 28 años y de nacionalidad sueca.

Según el acuerdo al que llegaron, después de ver algunos lugares de interés otros individuos debían simular que los secuestraban. Después, Tongo y Shrien Dewani debían ser arrojados ilesos del taxi y la mujer tenía que ser asesinada, que fue como se produjeron los hechos.

El abogado de Tongo explicó que el condenado es padre de cinco hijos de corta edad y que tenía "dificultades económicas" cuando Shrien Dewani le hizo la propuesta, por lo que consideró que había sido "manipulado" para aceptar.

Los otros dos detenidos como supuestos participantes en este asunto son Xolile Mnguni, de 23 años, y Mziwamadoda Qwabe, de 25, con los que Tongo presuntamente planeó el falso secuestro tras reunirse a las afueras de Ciudad del Cabo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios