Accidente de barajas

Los controladores dicen que AENA tardó en activar el plan de emergencias

  • Declaran ante el juez que no cortaron el tráfico porque poner el plan en marcha era competencia de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea, que lo retrasaron al esperar la confirmación del accidente.

Comentarios 1

Los controladores aéreos de la Torre de Control del aeropuerto de Barajas que estaban de servicio el día del accidente del avión MD82 esgrimieron este viernes durante su testificación que no cortaron el tráfico de las pistas próximas a la zona donde se produjo el siniestro porque de ellos no dependía el plan de emergencias. 

Según manifestaron, Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) activó el protocolo de emergencias oficial después de que los bomberos confirmasen que se había producido un accidente aéreo.

Durante las declaraciones, el abogado que representa al Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (SEPLA), Xabier Nart, insistió en inquirir a los testigos por qué no pararon el tráfico de las pistas. Esta circunstancia obligó a que el personal que participó en las tareas de rescate (Bomberos, Guardia Civil, Servicios de Emergencias y Policía Nacional) tuvieran que rodear el perímetro del aeropuerto para acceder al escenario de la catástrofe, lo que retrasó varios minutos su intervención.

Según fuentes jurídicas, los responsables del tráfico aéreo replicaron al SEPLA que no les compete activar el plan de emergencias. Además, indicaron que desde la Torre de Control no hay visibilidad de la zona del accidente, puesto que había tres desniveles respecto a la pista 36-L de la Terminal 4. De hecho, de los seis trabajadores que comparecieron sólo uno de ellos llegó a divisar el inicio de la carrera de despegue del JK5022, indicaron las mismas fuentes jurídicas.

Antes de iniciar el rodaje del segundo despegue, la Torre de Control preguntó al comandante Antonio García Luna si estaba listo para despegar, a lo que éste respondió de modo afirmativo. Según declararon, Luna no comunicó que hubiera algún problema a cuenta de la avería que se había aislado en el calefactor de la sonda de temperatura (RAT). Así, autorizaron a las 14.23 horas el segundo despegue. A los dos minutos, se produjo el siniestro.   

La enorme columna de humo que provocó el accidente alertó a la Torre de Control de que algo había pasado. Así, los controladores avisaron al servicio de extinción de incendios de Barajas y al centro de gestión aeroportuaria. Una vez en el lugar, los bomberos confirmaron el accidente aéreo e iniciaron las primeras tareas de rescate, con ayuda incluso de particulares que se encontraban próximos al lugar.

Los particulares que divisaron el impacto del MD-82 desde la carretera realizaron las primeras llamadas que recibió el Servicio de Emergencias 112. Entonces, AENA activó el plan de emergencias oficial. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios