Un empresario español secuestrado en Colombia se escapa por la ventana

  • Una banda de narcotraficantes lo capturó por negarse a transportar un cargamento de drogas hasta Europa.

Un español se escapó de sus secuestradores, que lo mantuvieron 16 horas como rehén en la ciudad colombiana de Santa Marta y le exigían un pago de 650.000 dólares para dejarlo en libertad, informaron fuentes oficiales.

Emilio Sánchez Sierra, de 42 años, aseguró que sus captores lo tomaron como rehén por negarse a transportar a Europa un cargamento de drogas a través de Venezuela. En un descuido optó por saltar desde la ventana de un tercer piso. "Caí sobre la acera y el cuerpo en un jardín, fracturándome la tibia y el peroné", dijo el ciudadano español al informativo de televisión Caracol. Debido a las lesiones tuvo que se internado en la clínica del Ejército en la caribeña ciudad de Santa Marta.

"Me invitó un conocido para que visitase una empresa que tenía problemas y estaba en venta y quería que le buscase clientes en Europa", anotó Sánchez Sierra sobre los motivos de su visita a Colombia. El español dijo que fue engañado y sus captores lo llevaron a un apartamento cerca del mar. "En el apartamento estaban allí mismo dos personas armadas que me dijeron que estaba detenido hasta que llegase su patrón y me comunicase la cantidad que les debía de una operación que querían hacer en Maracaibo y a la cual yo me negué", agregó.

Después de huir se refugió en una casa vecina, en donde fue recogido por el Ejército colombiano y trasladado al hospital.

Al notar la presencia de las tropas, los captores intentaron huir en una camioneta, pero fueron capturados minutos después por las autoridades, que los identificaron como Alexander Giraldo Parra, Héctor Fabio López y Giovanni Vélez Valencia.

El comandante del Ejército en la zona, general José Rafael González, precisó que los secuestradores al parecer son miembros de una organización de narcotraficantes que engañaron al español para llevarlo a Colombia y lo secuestraron para exigir dinero por su libertad.

González recordó que el Sánchez Sierra se dedica a la comercialización y exportación de aluminio entre Europa y Latinoamérica, lo que le permite tener relaciones con empresarios internacionales.

Dijo que fue contactado hace dos años por narcotraficantes colombianos que pretendían que camuflara droga en uno de los cargamentos del metal.

"Él se negó y dijo que su empresa era muy seria para entrar en este tipo de negocios", dijo el oficial en declaraciones publicadas en la versión de internet del diario bogotano El Tiempo.

El oficial agregó que le exigían una suma de 650.000 dólares porque, según ellos, eso fue lo que perdieron hace dos años cuando Sánchez Sierra se negó a enviar el embarque de droga, que fue interceptado en Europa.

"Queda evidenciado que las redes del narcotráfico están intentando utilizar las grandes empresas exportadoras para mandar sus mercancías hacia cualquier parte del mundo", puntualizó el jefe militar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios