Una niña enferma terminal logra el derecho a negarse a ser trasplantada

  • La Administración del Reino Unido estima que Hannah es suficientemente madura

Comentarios 5

Una niña de 13 años enferma terminal ha conseguido que se reconozca su derecho a negarse a recibir un trasplante de corazón después de que el hospital en que está ingresada quisiera someterla contra su voluntad al mismo y amenazara con alejarla de sus padres si no se operaba. Y es que finalmente el Centro Hospitalario de Harefordshire ha abandonado las acciones legales ante el Alto Tribunal de Londres después de que un responsable de la Administracción de Protección de la Infancia asegurara que Hannah Jones es suficientemene madura y firme en su postura.

Hannah, de 13 años y originaria de Marden, lo tiene muy claro cuando asegura que ella (tratada en la infancia de leucemia y que como secuela del tratamiento sufre una grave dolencia cardiaca), quiere morir tranquilamente, sin más sufrimientos y rodeada de los suyos. Además, la pequeña cuenta con el apoyo de su familia. Su padre, Andrew, asegura que tanto él como su esposa apoyan su decisión. La adolescente, que tiene un corazón muy delibitado como consecuencia del tratamiento contra la extraña leucemia que padeció con apenas cinco años, recibió una propuesta de trasplante en julio de 2007. Esta propuesta fue rechazada por la propia niña después de escuchar los consejos de los médicos, según explica Andrew Jones.

Posteriormente Hannah fue entrevistada por un miembro de Protección de la Infancia después de una orden que la forzaba al trasplante. En esa entrevista, la niña aseguró que quería detener el tratamiento. Fue entonces cuando el hospital retiró las acciones legales. Pero durante este proceso, los padres de Hannah se han sentido muy disgustados. Andrew Jones explicó que el equipo de Protección de la Infancia del hospital se había puesto en contacto con ellos cuando Hannah se negó al trasplante y les habían amenazado con quitarles a la niña. "Nosotros no hemos estado demasiado implicados en su determinación. Hannah tomó esa decisión por sí misma y conscientemente a los 12 años y desde entonces la ha mantenido", añadió.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios