Las enfermedades crónicas ganan terreno a las infecciones en el mundo

  • La diabetes o las dolencias cardiacas se están convirtiendo en la principal fuente de preocupación de las autoridades sanitarias, también en los países pobres, frente a las epidemias de malaria o sida

Mientras que el sida y la malaria dominaron la atención sanitaria a nivel mundial en los últimos diez años, las enfermedades crónicas como diabetes o dolencias cardíacas se colocan ahora en el centro de mira.

Investigadores de China, Australia, Canadá, Estados Unidos y el Reino Unido -con India a punto de sumarse- están trabajando para llamar más la atención sobre la apoplejía, el cáncer, las enfermedades respiratorias y otras dolencias que se están volviendo cada vez más frecuentes.

Los números son alarmantes. Las enfermedades crónicas no contagiosas están produciendo más muertes por año que las enfermedades infecciosas como el sida. De hecho, representan el 60% de las causas de mortalidad, según Abdallah Daar, del Centro McLaughlin-Rotman de Salud Global de la Universidad de Toronto. "Hay muy poca financiación fluyendo a esta área en términos de investigación y fondos necesarios para lidiar con el problema. Toda la atención en la última década ha estado concentrada en el sida, tuberculosis y malaria", dijo Daar.

Los organizadores de la nueva Alianza Global para Enfermedades Crónicas, que anunció ayer oficialmente su constitución, admiten que simplemente están comenzando y que tienen mucho trabajo por delante.

Por ejemplo, el número de personas con diabetes en India se duplicó a 40 millones de 1995 a 2007, según Daar. Esto hace de India el país con más diabéticos del mundo, indica la Fundación Internacional de Diabetes. La cifra podría llegar a 70 millones en 2025, dijo Stig Pramming, director de la Oxford Health Alliance.

El nuevo grupo global se centrará en los países con bajos y medianos ingresos. "Hay un concepto erróneo respecto a que se trata de enfermedades de la prosperidad (...) Son enfermedades de la pobreza", añadió Pramming.

Uno de los principales objetivos de Alianza Global para Enfermedades Crónicas será desarrollar estrategias para combatir este tipo de enfermedades en una escala amplia. "Sabemos cómo tratar a los individuos", dijo Daar, y se preguntó: "¿Cómo se trata una hipertensión o presión sanguínea alta a un nivel global?"

La falta de infraestructura médica es un gran obstáculo en muchos países, según Pramming. "Aun si tenemos medicación efectiva y barata, ¿cómo llegamos a los pacientes?"

Una solución podría ser utilizar recursos que ya han sido empleados en la lucha contra otras enfermedades. "Hay mucho dinero fluyendo hacia infraestructura para el HIV", explicó Daar.

La colaboración internacional permitirá que los miembros de la organización eviten la duplicación de trabajo y los habilitará para acordar sobre protocolos y métodos de investigación, según Daar. La Organización Mundial de la Salud, cuyo trabajo es coordinar la investigación a nivel mundial, se está sumando a la Alianza a modo de observador.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios