La evolución de la gripe: de casos esporádicos a pandemia mundial

  • La OMS elevó el nivel de alerta el pasado jueves.Las autoridades sanitarias españolas llaman a la calma y advierten que se trata de una "pandemia moderada"

La gripe A se ha convertido en pandemia. Hasta ahora estaba en vigor el nivel 5 de alerta decretado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) el pasado 30 de abril caracterizado por la propagación del virus de persona a persona en al menos dos países de una región de la OMS. Esta fase implicaba que quedaba poco tiempo para organizar, comunicar y poner en práctica las medidas de mitigación planificadas.

Con el nivel 6 de alerta, decretado el jueves, se considera que la infección podría volverse más peligrosa. En esta fase, se habla de una pandemia caracterizada por los criterios que definían la fase 5, acompañados de la aparición de brotes sostenidos en varios países del mundo, como ocurre en España. Además, se considera que la infección podría volverse más agresiva. Hay expertos que consideran que el peor escenario es que la gripe A/H1N1 regrese con mayor virulencia durante el invierno en el hemisferio norte, causando una propagación más amplia de la enfermedad, masivas ausencias laborales e importantes interrupciones en los flujos de viaje y comercio.

Sin embargo, las autoridades sanitarias llaman a la "tranquilidad" y advierten que se trata de una "pandemia moderada a nivel global", que obedece al hecho de que este virus se transmite muy fácilmente y no a su gravedad. La OMS declaró la fase máxima por su nivel de expansión, que asciende a 29.669 afectados en 74 países, de los que han muerto un total de 145. En España, los infectados son ya 488.

La ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, aseguró a Efe que España posee un mayor número de casos porque "nuestro país ha contado con unos servicios de salud muy vigilantes que nos han permitido declarar todos los casos que han aparecido, algo que no ocurre en todos los países". Jiménez señaló que "podemos estar tranquilos ya que se trata de una gripe con unos síntomas muy leves que se cura más o menos en tres días y porque tenemos unos servicios sanitarios que están en perfectas condiciones de reaccionar ante cualquier evolución del virus".

La titular de Sanidad manifestó que hay que hacer "vida normal" y estar "atentos" porque ""es imprevisible lo que pueda ocurrir en el futuro". Jiménez presidirá mañana la reunión del Comité Ejecutivo Nacional para la Prevención, el Control y el Seguimiento de la Evolución Epidemiológica del Virus de la Gripe, donde la responsable de Sanidad hablará con los representantes del resto del Ejecutivo implicados en el abordaje de la gripe A para analizar las actuaciones decretadas por la OMS y enfrentar coordinados esta gripe en su actual fase de pandemia.

Por su parte, Juan José Badiola, presidente del Consejo General del Colegio Oficial de Veterinarios de España, considera necesario seguir vigilantes en la evolución de la gripe A/H1N1 y mejorar los sistemas de detección de la enfermedad para evitar nuevos contagios.

La declaración de pandemia sólo reconoce "una evidencia", la extensión que ha alcanzado la gripe A, que afecta a 30.000 personas de los cincos continentes, dice este científico de la Universidad de Zaragoza.

El nivel 6 no significa que haya mayor gravedad o mayor tasa de mortalidad sino que hace referencia al grado de propagación que, en este caso, supone un "auténtico récord", subraya.

Badiola, catedrático de Sanidad Animal, insistió a este periódico en que hay que mantener la "guardia alta", porque es una enfermedad de origen animal con un componente "imprevisible", acelerar la fabricación de la vacuna y seguir con medidas constantes y precoces.

Y es que el problema de estos virus, argumenta, es que cuanto más se propaga, más se multiplica y, por tanto, mayor riesgo de mutaciones o recombinaciones existe y "eso siempre es un elemento de preocupación".

Este experto destaca la información que se ha dado a los sanitarios pero cree que también sería conveniente asesorar a las empresas e instituciones para que sepan qué hacer cuando se detectan los primeros síntomas y evitar nuevos contagios.

"Cuanto más precoz se detecte cada caso, más eficaz será el control y menor la propagación", concluye.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios