Los fieles podrán ver al Papa durante unos diez kilómetros en Santiago

  • Benedicto XVI visitará la ciudad gallega el 6 de noviembre dentro para celebrar el Año Santo Xacobeo y al día siguiente consagrará en Barcelona la Sagrada Familia.

Comentarios 20

El coordinador de la peregrinación del Papa a Santiago, Monseñor Salvador Domato, ha anunciado que los fieles tendrán la oportunidad de ver a Benedicto XVI durante un recorrido de unos diez kilómetros entre el aeropuerto y la catedral compostelana por la carretera antigua.

Domato ha detallado en conferencia de prensa el programa oficial de la peregrinación de Benedicto XVI a Santiago el próximo 6 de noviembre, en donde celebrará una misa multitudinaria en la plaza del Obradoiro ante unas siete mil personas. Éste será el número de sillas que se instalen, seis mil para público en general y unas mil para autoridades, séquitos e invitados.

Por este motivo, el encargado de coordinar la visita papal ha invitado a toda la gente que desee ver a Benedicto XVI a que acuda al recorrido de unos diez kilómetros que hay entre el aeropuerto y la catedral por la carretera antigua y que el pontífice hará en su Papamóvil. La misa tendrá lugar por la tarde a partir de las 16:30 y podrá ser seguida por pantallas de televisión situadas en siete puntos de la ciudad.

Tras aterrizar en el aeropuerto de Lavacolla sobre las 11:30, será recibido por los Príncipes de Asturias y pronunciará su primer discurso. Después, mantendrá un encuentro privado con don Felipe y con doña Letizia. A las 13:00 Benedicto XVI visitará la catedral de Santiago, donde será recibido por el arzobispo, Julián Barrio, y pronunciará otro discurso.

El Papa hará un recorrido dentro de la catedral tras acceder a ella por la plaza de Azabachería. Una vez en el interior, Benedicto XVI visitará la capilla de la Comunión y el pórtico de la Gloria, desde donde se asomará a saludar a los fieles que estén en la plaza del Obradoiro y después rezar ante el sepulcro de Santiago. Además saldrá a la plaza de la Quintana por la puerta Real, en donde saludará a los fieles para acceder de nuevo al templo por la Puerta Santa y abrazar al Apóstol. Después almorzará con los cardenales españoles, con los miembros de la Conferencia Episcopal española y con el séquito papal en el Arzobispado de Santiago de Compostela.

Tras la misa, a la que también acudirán los Príncipes, el Papa se dirigirá al aeropuerto de Santiago, ya en coche cerrado y por autovía, en donde tomará un avión a las 19:15 rumbo a Barcelona. El pontífice pernoctará en la Ciudad Condal y al día siguiente será recibido por los Reyes de España, mantendrá una reunión privada con ellos y posteriormente consagrará el templo de la Sagrada Familia.

El coordinador de la visita del Papa a Santiago aseguró que no están preocupados "en absoluto" por la seguridad del pontífice pese a la longitud del recorrido, y explicó que en este trayecto "no está prevista ninguna parada". El acceso a la plaza del Obradoiro se realizará a partir de las 07:15 del propio día 6 y se permitirá la entrada de gente "hasta completar el aforo", según indicó Domato. Debido al gran número de horas que deberán esperar quienes acudan a la plaza a esa hora, habrá máquinas de bebidas no alcohólicas, urinarios y contenedores de basura.

Santiago de Compostela, que este año celebra Año Jubilar, es "un centro de gran significado espiritual" para Europa, de ahí la importancia que el Papa da al viaje, según precisó el portavoz vaticano, Federico Lombardi, en el Vaticano. Será la tercera vez que la ciudad gallega acoge a un pontífice, tras las visitas de Juan Pablo II en 1982 y 1989.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios