Los mineros chilenos dicen que dieron la voz de alarma tres horas antes del derrumbe

  • Los obreros aseguran que los ejecutivos de la mina San José no les dejaron salir al exterior

Los mineros que durante 70 días permanecieron atrapados a 700 metros de profundidad en la mina San José, afirmaron que el pasado 5 de agosto avisaron del peligro tres horas antes del derrumbe que los sepultó y los ejecutivos de la empresa no les dejaron salir.

Así lo señaló ayer, en declaraciones a los medios locales, el diputado Carlos Vilches, miembro de la Comisión que investiga el accidente, quien precisó que algunos de los trabajadores rescatados están dispuestos a ratificas esas palabras en esa instancia del Legislativo.

Vilches dijo que Juan Illanes, uno de los rescatados, le relató que en las horas previas al derrumbe los trabajadores advirtieron de que los crujidos de roca en la mina eran más fuertes que de costumbre y pidieron volver a la superficie, lo que les fue negado por el gerente de operaciones de la explotación, Carlos Pinilla.

"Las condiciones y el riesgo eran cosa sabida, pero estos señores actuaban como si lloviera. Lo razonable era sacarlos", dijo Vilches, quien también confirmó que varios ya han accedido a dar su testimonio.

La versión de Illanes fue confirmada por sus compañeros Jimmy Sánchez y Omar Reygadas. "La mina estaba sonando y nos dejaron adentro", respondió Sánchez.

Cristián Barra, asesor del Ministerio del Interior, que estuvo en la mina durante el rescate, coincidió también en que había señales que presagiaban el colapso. "La opinión de los expertos de Codelco es que esto no ocurrió de un minuto a otro, sino que necesariamente existieron señales de que podía ocurrir un derrumbe", explicó Barra al diario La Tercera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios