Una misión de la NASA preparará el regreso del hombre a la Luna

  • La Agencia norteamericana lanzará mañana a bordo de un cohete dos sondas para elegir el mejor lugar para futuros alunizajes · La idea es que el satélite se convierta en plataforma de viajes a Marte

En los 40 años que pasaron desde que el primer hombre puso un pie en la Luna, la agencia espacial estadounidense NASA dejó de centrar su atención en el objeto celeste más cercano a la Tierra para dar una mirada más profunda al universo y construir una estación espacial. Pero hay aún muchos misterios alrededor de la Luna y la NASA espera resolver algunas de las cuestiones pendientes con dos misiones diseñadas con el fin de abrir el camino para la reanudación de la exploración lunar por parte del hombre.

El Orbitador de Reconocimiento Lunar (LRO, según sus siglas en inglés) y el Satélite Sensor y de Observación de Cráteres Lunares (Lcross) serán lanzados juntos mañana a bordo de un cohete. Ambos enviarán datos a la NASA para ayudar a los científicos a hallar el mejor lugar para el alunizaje de una nave espacial que lleve a seres humanos al satélite natural de la Tierra.

A la larga, se espera que la Luna se convierta en una plataforma de viajes de exploración a Marte, según los objetivos a largo plazo de la NASA establecidos por el entonces presidente George W. Bush. El LRO orbitará la Luna y tomará las imágenes de la superficie lunar más detalladas nunca antes logradas, creará mapas tridimensionales con una resolución de un metro, mostrando detalles pequeños. Asimismo, medirá la radiación que llega a la superficie para determinar posibles peligros de la misma para los astronautas.

"Tenemos mapas mucho mejores de Marte que de las regiones polares de la Luna", dijo Craig Tooley, director del proyecto LRO, que cuesta 504 millones de dólares.

Las misiones Apolo indicaron que cerca del ecuador de la Luna y los polos lunares se encuentran los posibles sitios de alunizaje para potenciales naves espaciales tripuladas. El LRO orbitará la Luna durante alrededor de un año para elaborar los mapas, antes de centrar su atención en otros temas científicos.

"El LRO llevará ojos nuevos a la Luna y con esos ojos podremos tener nuevas vistas del satélite", indicó por su parte Rich Vondrack, un científico participante de la misión.

Los ojos son siete instrumentos que apuntarán a sectores limitados del satélite y gradualmente capturarán la totalidad de la superficie. En particular, focalizarán su atención en 100 regiones de gran interés.

Mientras, el Lcross buscará determinar si hay agua almacenada en los oscuros cráteres cerca de los polos. Una sonda lunar que exploró este objeto celeste en el pasado, halló altos niveles de hidrógeno en la atmósfera cerca de los polos, lo que puede ser un indicio de la presencia de agua.

Los científicos de la NASA dijeron que es posible que haya agua congelada en los cráteres de la Luna desde hace miles de millones de años, porque las profundidades de los cráteres nunca son alcanzadas por los rayos solares, que causarían la evaporación del hielo, que se esfumaría en la débil atmósfera lunar.

El LRO y el Lcross viajarán juntos a bordo de un cohete hasta la Luna. Después de que ambas sondas se separen, el Lcross y el cohete orbitarán primero el satélite natural de la Tierra con el fin de alcanzar una posición apropiada para impactar sobre la superficie lunar entre el 7 y 11 de octubre.

El Lcross se separará en dos partes que se estrellarán en un cráter oscuro. La primera parte causará una nube de polvo que será medida por un segundo dispositivo, que también impactará sobre la Luna.

Todo este evento durará sólo unos 120 segundos, pero los científicos indicaron que el impacto ofrecerá valiosa información que será recogida por nueve instrumentos, incluyendo cinco cámaras que capturarán imágenes en color, termales y del infrarrojo cercano. El LRO en órbita también tomará imágenes del choque, así como el telescopio espacial Hubble y otros telescopios en la Tierra.

La composición del material despedido por el impacto ayudará a los científicos a deducir si hay presencia de agua.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios