Casi la mitad de los gays españoles no ha 'salido del armario' en el trabajo

  • Un estudio desvela también que la mitad de las lesbianas se siente rechazada por ser homosexual, una situación que sólo percibe el 37% de los hombres gays.

Comentarios 44

Casi la mitad de los homosexuales y las lesbianas españoles no ha salido del armario en el trabajo, según se desprende de un estudio realizado sobre sus hábitos y opiniones, en el que sitúan a Madrid y Barcelona como las ciudades más deseadas por este colectivo para vivir. Estas son algunas de las conclusiones del estudio sociológico que ha encargado el portal ociogay.com -una web que nació a principios de año- a una serie de especialistas y profesionales con el objetivo de conocer la realidad de estas personas.

Éstas y otras conclusiones son a las que ha llegado la coordinadora del estudio, la socióloga María Ruiz, quien ha comparecido en rueda de prensa junto a su colega Lola Martín, del Programa de Información y Atención a Homosexuales y Transexuales de la Comunidad de Madrid (PIAHT). Además han presentado el informe el portavoz de la web Miguel Angel Llamas; Juan Carlos Alonso, coordinador el Orgullo de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales de Madrid, y Antonio Poveda, presidente de la Federación Estatal de estos colectivos.

El estudio divide la población homosexual masculina entrevistada (1.237 hombres de entre 15 y 30 años), la más amplia y visible, y la femenina (487). Y ya estas primeras cifras, las de los entrevistados, reflejan, tal y como han señalado las sociólogas, el primer dato significativo: las dificultades que encuentran las mujeres para reconocer su homosexualidad. El 64,9 por ciento de las lesbianas no ha salido del armario en todos los ámbitos de su vida, al igual que tampoco lo han hecho, aunque en menor medida, el 55,4 de los hombres. Los especialistas llaman la atención sobre uno de los ámbitos en los que a los gays les cuesta especialmente desvelar su orientación sexual: el 45,5 por ciento de los gays varones y el 46,2 de las lesbianas no lo ha reconocido en su trabajo. Otro dato destacado del estudio es el porcentaje de mujeres que se sienten rechazadas por ser gay, un 50,3 por ciento, frente al 37,7 de los hombres, y el de las que se han sentido agredidas, un 10,9, un porcentaje menor en este caso que en el de los hombres, con un 15,9.

Estos resultados demuestran, según Antonio Poveda, que "sigue siendo lamentable cómo es más fácil para los varones gays poder salir del armario", con lo que queda "mucho por hacer" en este terreno, en el que la "invisibilidad lésbica", tal y como señalan los responsables de la web, "es una de las asignaturas pendientes" del colectivo. A Poveda también le ha extrañado otro porcentaje, el de los homosexuales que afirman también ser bisexuales ya que está convencido de que las cifras en realidad son más altas: en el estudio sólo lo admiten el 16,1 por ciento de los hombres y el 36,3 de las lesbianas.

Madrid es la ciudad más deseada para vivir por los hombres homosexuales (un 21,3 por ciento), aunque Barcelona le queda muy cerca (18,3). Las islas Canarias, la costa Mediterránea, Sevilla, Valencia, Málaga, Bilbao e Ibiza son otros destinos mencionados aunque menos preferidos.

El 66 por ciento de los hombres gays quieren cambiar de lugar de residencia y la opción de Madrid es la más deseada por aquellos que no viven donde quieren. En la capital también hay una mayor proporción de gays nacidos fuera del lugar de residencia -un 43,2 por ciento- que en Barcelona, con un 28,7, pero la Ciudad Condal (un 13,3) cuenta con mayor índice de extranjeros que Madrid (9,2).

Juan Carlos Alonso también ha valorado el estudio y se ha referido a la festividad del Orgullo de este fin de semana, las fiestas, ha dicho, "más seguras" de Madrid porque son las de la "normalidad, diversidad y donde todos son bienvenidos", a pesar de las "trabas" que, ha asegurado, les están poniendo los organizadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios