Dos muertos en un aterrizaje de emergencia en Moscú

  • El avión se partió en tres al salirse de la pista cuando intentaba tomar tierra con tres de sus turbinas apagadas. Transportaba a 160 pasajeros.

Comentarios 3

Al menos dos personas murieron y otras 83 resultaron heridos al salirse de la pista un avión de pasajeros Tu-154 que efectuaba un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto de Domodédovo, una de las terminales aéreas de Moscú, informaron las autoridades rusas.

La aeronave aterrizó con sus tres turbinas apagadas y tras salirse de la pista su fuselaje se partió en tres partes, según relató uno de los 160 pasajeros que se hallaba a bordo. "Sí, el avión se rompió en tres. No se estrelló contra un muro de hormigón, sino contra una colina", dijo a la agencia Interfax, Valeri Chumak, uno de los supervivientes del accidente.

Mostró su admiración por la pericia de los pilotos, que "hicieron todo lo que pudieron". "Si hubiésemos chocado contra el muro, el avión hubiera estallado", apuntó Chumak, quien agregó que los pasajeros que iban en la parte trasera del avión fueron los que menos sufrieron con el impacto. El pasajero narró que a él le pareció que el avión empezó a caer cuando aún no había alcanzado la altura de crucero.

La aeronave, perteneciente a la compañía Avialinii Daguestana, cumplía el vuelo 372 con destino a Majachkalá, la capital de la república norcaucásica de Daguestán, y había despegado de Vnúkovo, aeropuerto situado al suroeste de Moscú. La Agencia Federal de Transporte Aéreo de Rusia (Rosaviatsia) informó de que el avión, con 160 pasajeros y 8 tripulantes, sufrió fallos en dos de sus turbinas cuando todavía tomaba altura, por lo que los pilotos decidieron efectuar un aterrizaje de emergencia en Domodédovo.

A ese aeropuerto el Tu-154 llegó ya con sus tres motores apagados. Rosaviatsia añadió que además fallaron el generador eléctrico y los equipos de navegación de la nave. Fuentes de la Fiscalía indicaron que los investigadores recogieron muestras del combustible con el que fueron llenados los tanques del avión en el aeropuerto de origen, así como toda la documentación relacionada con los preparativos del vuelo 372.

Sin embargo, el servicio de prensa de Vnúkovo declaró que el análisis del combustible muestra que éste cumple con los estándares requeridos y agregó que con ese mismo queroseno fueron llenados los depósitos de otros aviones. "Todos los demás aviones que cargaron combustible de ese depósito llegaron felizmente a sus puntos de destino", recalcó una portavoz de Vnúkovo en declaraciones a la agencia oficial rusa Itar-Tass.

Avialinii Daguestana afirmó, por su parte, que el Tu-154 siniestrado se encontraba en perfectas condiciones técnicas y que hace apenas un año había sido sometido a una reparación general. El ministerio de Sanidad indicó que cuatro de los 83 heridos se encuentran graves y que todos ellos recibieron atención médica de urgencia oportunamente.

Fuentes médicas moscovitas habían señalado que una veintena de ambulancias que habían sido enviadas al aeropuerto habían tenido dificultades para llegar a él debido a los habituales atascos que padece la capital rusa y que hoy se vieron agravados por las nevadas que desde ayer caen sobre Moscú. El avión Tu-154 fue diseñado en la Unión Soviética a mediados de los años 60 del siglo pasado y se fabricó en serie hasta 1998, año desde el que hasta ahora se han producido contadas unidades.

La aeronave, que entró en servicio en 1972, está dotada de tres turbinas y tiene capacidad para hasta 180 pasajeros y una autonomía de vuelo de 4.000 kilómetros. El anterior accidente sufrido por un Tu-154 fue el que en abril de este año le costó la vida al presidente de Polonia Lech Kaczynski y a las otras 95 personas que viajaban con él.

El avión de Kaczynski se estrelló junto a la ciudad rusa de Smolensk después de que sus pilotos insistieran en aterrizar pese a las adversas condiciones del tiempo en la zona del aeropuerto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios