Los obispos reinventan estrategias para ayudar a los más necesitados

  • Los prelados instan a feligreses y sacerdotes a donar pagas extras del sueldo, abonar una parte proporcional a lo que se gasta en celebraciones o apadrinar una familia · Algunas congregaciones ceden sus pisos

Comentarios 1

Obispos de toda España han puesto a trabajar su imaginación y a título individual han lanzado iniciativas novedosas para ayudar a los feligreses que sufren graves dificultades económicas a causa de la crisis.

Donar las pagas extras o parte del sueldo para los pobres, abonar una parte proporcional a lo que se gasta en celebraciones o apadrinar una familia son algunas de las peticiones que los prelados han realizado desde sus púlpitos.

A principios de este mes, el obispo de Palencia, Manuel Esteban, hizo una solicitud a los párrocos durante una eucaristía en la catedral: que animaran a las familias a donar a Cáritas una cantidad determinada en relación a lo que se van a gastar con cada invitado en sus bodas, bautizos o comuniones.

La mayor parte de las iniciativas de las diócesis se canalizan a través de Cáritas, que en 2010 (última Memoria anual) destinó 247,5 millones de euros a la lucha contra la pobreza, frente a los 230 millones del año anterior.

Con esos recursos atendió a 6,5 millones de personas (un 4,3% más que en 2009).

También en Castilla y León, el Obispado de Ciudad Rodrigo, cuya diócesis es la más pequeña de España, estableció hace cuatro años que sus sacerdotes donaran el 10% de su sueldo.

La respuesta al llamamiento del obispo de Ávila, Jesús García Burillo, para que los religiosos renunciaran a su paga extraordinaria de verano ha supuesto 37.000 euros. El propio prelado ha rechazado la suya, que ronda los 1.000 euros.

El obispo de la Diócesis de Canarias lleva ya más de tres años animando a los feligreses a que aporten parte de su salario "no ocasionalmente, sino de una forma sistemática".

Apadrina una familia es una de las iniciativas del Arzobispado de Valencia, que tiene como objetivo ofrecer ayudas puntuales para el pago de recibos, alquileres o compra de artículos de primera necesidad. A través de ella se canaliza también la donación de 300 euros mensuales a una determinada familia durante un año para colaborar a su manutención.

El propio arzobispo de Valencia, Carlos Osoro, ha propuesto a los profesores de 68 colegios diocesanos dependientes del Arzobispado ceder tiempo "gratuitamente" para dar clase a alumnos de familias sin recursos.

En Aragón, los sacerdotes tienen congelado el sueldo desde el mes de enero en solidaridad con el resto de los trabajadores y en algunas diócesis, como la de Tarazona, el vicario general y otros curas ya donaron su paga extra a Cáritas las pasadas navidades.

En Cantabria, el 1 de mayo de 2010, coincidiendo con el Día del Trabajo, se puso en marcha una iniciativa, promovida por el Obispado de Santander, que invita a los ciudadanos a donar un día de su salario mensual a favor de los parados y que han imitado otras diócesis.

Los ciudadanos pueden optar por hacer aportaciones mensuales, trimestrales, semestrales, anuales o puntuales de las cantidades que ellos decidan. En 2011, último año del que se tienen datos, se recaudaron más de 79.000 euros.

El arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, ha puesto en marcha a través de Cáritas un programa para conseguir empleo a jóvenes de familias necesitadas.

Varias congregaciones religiosas catalanas han puesto pisos de su propiedad a disposición de personas sin recursos y otras han creado una cooperativa para producir y vender productos agrícolas ecológicos con los que dan empleo a los más pobres.

Vales de comidas, en colaboración con grandes almacenes, tiendas de segunda mano o agencias de colocación, principalmente en el sector doméstico, son algunas de las iniciativas de otras comunidades como Asturias.

Otras diócesis actúan con el criterio evangélico de hacer todo lo que pueden para ayudar a los más necesitados, pero con discreción, "sin que la mano izquierda sepa lo que hace la derecha". Es el caso de Navarra, según ha señalado a Efe el vicario general de la Diócesis de Pamplona, Juan Antonio Aznárez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios