La paternidad a partir de los 40 aumenta el riesgo de enfermedad psiquiátrica

  • Con el paso de los años, aumenta el porcentaje de mutaciones genéticas que producen células defectuosas, por lo que se triplica el riesgo de que los hijos padezcan esquizofrenia y se quintuplica el de sufrir autismo.

La paternidad a partir de los cuarenta años aumenta el riesgo de enfermedad psiquiátrica en los hijos, según han revelado varios estudios desarrollados en Estados Unidos, Israel, Suecia y, recientemente, en España.

El psiquiatra Jerónimo Saiz, catedrático de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría, ha informado de que ser padre después de los 40 triplica el riesgo de que los hijos padezcan esquizofrenia y multiplica por cinco las posibilidades de que sufran autismo.

Esta situación es debida a que, con el paso de los años, aumenta el porcentaje de mutaciones genéticas que producen células defectuosas, ha explicado Saiz en una rueda de prensa, convocada en el XIV Simposio Internacional de Avances en Psiquiatría.

La doctora Dolores Malaspina, directora del departamento de Psiquiatría de la Universidad de Nueva York, ha sido la primera investigadora en revelar este hallazgo epidemiológico, mientras que Saiz ha confirmado la misma tendencia en España.

El especialista ha esgrimido que por primera vez se ha puesto de manifiesto que la edad avanzada del padre, y no sólo la de la madre, es un factor relevante en la salud mental de la descendencia. Saiz ha recordado además que hasta el desarrollo de la psiquiatría biológica la madre era el factor clave a estudiar bajo la influencia del psicoanálisis.

Por otra parte, la doctora Julieta Montejo, de la Universidad de California, en San Diego, se ha mostrado confiada en que pronto se validará un biomarcador para la enfermedad depresiva, un proyecto al que ha dedicado todos sus esfuerzos investigadores en Estados Unidos.

La psiquiatra ha anunciado que, si se identifica finalmente este biomarcador en los próximos meses, se podrá "medicalizar" este trastorno y mejorar así el diagnóstico, el tratamiento y el pronóstico de la enfermedad junto con sus complicaciones. "Parece que hemos encontrado un biomarcador de la depresión y se ha hecho en células 'in vivo', en pacientes que han donado o facilitado su sangre", ha resaltado la experta, a la espera de que el hallazgo se valide en breve.

Montejo ha señalado que con un marcador biológico se podría diagnosticar y tratar la depresión de una forma más objetiva, como se hace, por ejemplo, con la enfermedad cardiovascular cuando se estudian el colesterol, la coagulación, la tensión arterial o se realizan arteriografías coronarias. "Ésa es una enorme asignatura pendiente de la Psiquiatría", ha abundado la experta, quien ha incidido en que la depresión es una patología mental muy prevalente -afecta aproximadamente al 20 por ciento de la población- y en que causa una "enorme incapacidad". De hecho, ocupa el cuarto lugar en el mundo en términos de su morbi-mortalidad y se espera que ascienda al segundo puesto en el año 2020, sólo por detrás de la enfermedad cardiovascular.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios