"Los de seguridad sólo agravaron la situación"

  • Asistentes relatan que eran como peleles en manos de la avalancha y les impedían salir

Varios jóvenes que acudieron a la fiesta del Madrid Arena han manifestado que los controladores del interior del recinto no les permitieron salir a pesar del peligro que suponía el agolpamiento de cientos de ellos en determinadas zonas, por lo que algunos decidieron no hacerles caso para poder escapar.

Hasta una hora y media tardaron en salir algunos. "La avalancha de gente te llevaba de un lado a otro, no podías moverte por tu propia voluntad, sino que era la gente la que te movía de un lado a otro con golpes, sin que pudieras evitarlo", relata Cristina, una joven que junto con otros amigos intentó llegar hasta una puerta con el cartel de salida en verde e iluminado, que se encontraba cerrada.

Ante ella había una gran cantidad de gente que también quería salir, pero un vigilante les dijo que por allí no podían pasar y que esa puerta "no se iba a abrir", que fueran por otra, a la que tardaron media hora en llegar debido a la gran cantidad de personas que se hacinaban ante ella, algunas "desmayadas, con rastros de sangre". "Esto es una locura, salid de aquí, que os vais a morir", les gritó entonces otro vigilante, que les señaló otra salida que estaba en la zona de la que habían venido. Cristina sufrió una fisura en la parte del esternón, pérdida de parte de una muela, dolores en las zona de las costillas y en el pie izquierdo.

Otra joven que quedó atrapada en el vomitorio en el que se produjo la avalancha, Alejandra, relata que los aprisionados "hacían uso de toda su fuerza, llegando incluso a morder, tirar del pelo, arañarse y darse puñetazos entre sí para salvar sus vidas".

Relata que el lanzamiento de una bengala empeoró la situación, "impidiendo respirar a los presentes"; ella se desmayó y finalmente pudo subir al marco de una puerta con la ayuda de un amigo. Allí estuvo 30 minutos, hasta que varios particulares ayudaron a resolver la situación, ya que "los encargados de seguridad del local sólo empujaban agravando la situación".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios