'Operación Emperador'

"Eso", "algo" o "cosa", o cómo la trama de Gao Ping llamaba al dinero

  • En las conversaciones del líder de la trama de blanqueo y de sus secuaces, captadas por un 'pinchazo' telefónico, obviaban hablar de dinero y utilizaban todo tipo de términos para referirse al mismo.

Comentarios 5

"Eso", "algo", "cosa" o "cajas" son los nombres que daban al dinero los miembros de la red de blanqueo liderada supuestamente por Gao Ping en sus conversaciones telefónicas, para evitar ser descubiertos. Así se revela en un informe policial contenido en el sumario de la denominada operación Emperador , que incluye traducciones de las conversaciones telefónicas que mantenían los implicados.

En la operación contra el blanqueo y evasión de capitales por parte de redes chinas fueron arrestadas el pasado mes de octubre cerca de un centenar de personas y se intervinieron más de 11,6 millones de euros en efectivo. El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu, que decretó el ingreso en prisión incondicional de 47 de los arrestados, ordenó el pasado jueves la excarcelación de Gao Ping, presunto líder de la trama, y de otros once integrantes de su cúpula debido al error judicial en la prórroga de su detención. EEn uno de los informes del sumario se corrobora que dos de los arrestados "han participado en numerosas operaciones de recogida de dinero en efectivo con el fin de ser enviado a China eludiendo los cauces legales" a través de diferentes vías, para lo que mantenían numerosas conversaciones telefónicas en chino.

"Eso", "algo", "cosa", "cajas de mercancía" o "género" son algunos de los términos que utilizaban para referirse al dinero, mientras que hablan de "unidades" para cuantificarlo.

Habitualmente una unidad equivalía a 10.000 euros, aunque en algunas ocasiones se refieren a otra moneda. En las conversaciones se revela que la trama movía miles de euros entre España y China, y que en ocasiones hay personas interesadas en sacar grandes sumas de dinero, para su blanqueo, lo antes posible.

"¿Me puedes dar 30 cajas de mercancía?", pregunta uno de los implicados en una conversación interceptada el 21 de noviembre de 2011, a lo que su interlocutor responde que puede enviar a alguien "en un par de días", y el otro contesta que no hace falta porque todavía tiene "bastante género", es decir, que aúno no ha vendido lo suficiente para reunir una elevada suma de dinero. En otra charla telefónica los mismos hombres hablan de "mercancía de arroz blanco", refiriéndose presuntamente a dinero en efectivo, y uno de ellos dice que no ha contado aún "las muestras que hay", pero que calcula que son "unas 90 cajas", lo que significaría una cantidad de 900.000 euros.

Su interlocutor le responde que enviará a alguien a recoger las muestras esa semana porque por esa mercancía "merece la pena hacer un viaje". El pinchazo de una de las conversaciones revela que los implicados en la trama iban a trasladar una gran suma de dinero en un coche, por lo que la Policía interceptan el vehículo, cuyos dos ocupantes llevaban 2.770 euros en efectivo y, escondidos en el depósito de gasóil, más de un millón de euros.

En varios momentos se habla de entregas de entre 80.000 y 300.000 euros en efectivo. En otras llamadas se gestiona la compra de un elevado número de pasaportes chinos, cada uno de los cuales costaría seis euros y se podría vender en el mercado negro por veinte. En otra ocasión dos hombres conversan sobre si los Iphone4 tiene un dispositivo que permite a los policías seguirles la pista, y uno de ellos asegura que todos los móviles modernos lo llevan, por lo que "cuanto más antiguos los teléfonos mejor", argumentando que esto lo aprendió "viendo una película de Hong Kong".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios